Por quejas, evalúan suspender a 5 jueces

Por quejas, evalúan suspender a 5 jueces

Luego de concluir su visita a la Corte Superior de Justicia de Piura, el jefe de la Oficina del Control de la Magistratura (OCMA), Vicente Walde Jáuregui, informó que evalúan la suspensión de cinco jueces.
En esa línea, el jefe de la Unidad de Visitas de la OCMA, José Felipe de la Barra Barrera, indicó que ya se ha suspendido a un magistrado.

“En este caso, no solo ha sido por el retardo [de un caso], sino también, por una mala praxis en la elaboración de sus resoluciones. Cuando el juez se aparta de la ley y realiza su propia interpetración fuera de los canones legales y constitucionales, incurre en una infracción constitucional”, precisó de la Barra.

“Hace una semana se suspendió a este juez y las otras cinco solicitudes [de suspensión] están por verificarse en el transcurso de los próximos días y determinarse si procede o no la suspensión”, agregó.

En ese sentido, el exdecano del Colegio de Abogados, Manuel Palacios, explicó que la conducta disfuncional se resume cuando el juez no actúa de acuerdo a las funciones para las cuales se le designó.

De acuerdo a los magistrados de la OCMA, este órgano no tiene la facultad para destituir jueces pese a que existan los pedidos. La competencia para apartar a los jueces le correspondía al desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

“De los magistrados que han sido quejados, se ha denunciado la conducta disfuncional y hay seis pedidos de destitución […]. Nosotros no podemos destituir, solo lo hacía el CNM, [ahora] debe hacerlo la Junta Nacional de Justicia (JNJ)”, explicó Walde.

Quejas recibidas

Los magistrados señalaron que mientras visitaron la Corte piurana recepcionaron en total 70 quejas. Según De la Barra, estas acusaciones corresponden a retardo en resolver los casos.

“Según lo que nos han dado, 55 casos son por retardo. El retardo significa que dentro del plazo de la ley, lamentablemente no se dio la decisión”, precisó.

Demoras en casos por alimentos

El jefe de la Oficina de Control de Magistratura (OCMA), Vicente Walde Jáuregui, explicó que los casos por alimentos no deberían tardar en ser resueltos más de cinco días, como máximo.

“Los juicios por alimentos deberían resolverse en el acto. Para emitir una sentencia, prudencialmente, se debería resolver en cinco días”, comentó. Walder Jáuregui precisó que algunos juicios por alimentos se revisan desde el mes de abril.

“En juicios por alimentos tiene que probarse la edad y educación y, la posibilidad de quien va a prestar la pensión”, dijo el magistrado.

Los casos por beneficios sociales también estarían tardando en ser resueltos

COMPARTIR     Twittear Compartir