¿Por qué salió Flor Pablo?

¿Por qué salió  Flor Pablo?

Cuando los hijos de una pareja que está teniendo problemas en su relación no reciben una explicación de parte de sus padres, que además niegan cualquier desavenencia, los hijos sufren por partida triple. Una, porque no pueden descargar con sus padres su angustia porque algo está pasando en su familia. Dos, porque sienten que sus padres no confían en ellos como para compartirles la verdad, como si no fueran miembros plenos de dicha familia. Tres, inventan sus teorías, fantasean sobre lo que puede estar pasando y generalmente se cargan de culpa de manera gratuita: pueden pensar que por su culpa los padres se están peleando, pueden pensar que si se separan quedarán abandonados, y mil cosas más. Los vacíos de información son llenados generalmente pensando lo peor. A eso se suma que esa fantasía se empieza a incorporar a la consciencia como si fuera “la verdad”, porque es la única versión disponible.

Algo de eso pasa con la salida de Flor Pablo del Minedu. La ausencia de explicaciones comprensibles, razonables, la ola de misterio que rodea su salida, ha llenado el escenario con todo tipo de explicaciones que van desde alguna ilegalidad que se desea encubrir, las presiones de algunos afectados por los decretos de urgencia, alguna componenda fabricada en el gobierno con algunos grupos políticos con miras a lograr el apoyo del nuevo congreso y hasta la sospecha de que en realidad Flor Pablo ha sido sacrificada para darle un “up grade” decoroso libre de cuestionamientos a Martín Benavides, que era el verdadero objetivo de la remoción: sacarlo de la Sunedu que ha destapado una serie de cajas de Pandora que han incomodado mucho a las autoridades a sus allegados.
No sé cuál será la razón real porque no hay transparencia. Precisamente son especulaciones para llenar el vacío de información creíble.

Lo que sí es claro es que hay cartas aún no reveladas en el interior del gobierno que alimentan la sospecha y desconfianza en su transparencia y verdadero deseo de luchar contra la corrupción.

El país merece una explicación comprensible. La misma dignidad de Flor Pablo está en entredicho. Poner un manto de oscuridad en su desempeño correcto no es una manera honorable de agradecer sus servicios prestados al país.


Escrito por: León Trahtemberg
COMPARTIR     Twittear Compartir

León Trahtemberg

León Trahtemberg

Educador y columnista de diversos medios de comunicación. Es miembro del Consejo Nacional de Educación desde el año 2002. Ha publicado 16 libros sobre Educación Peruana. Recibió las Palmas Magisteriales en grado de Amauta, máxima condecoración otorgada por el Ministerio de Educación del Perú (2001).