Por el control de obras matan de 5 balazos a dirigente ‘Gordo Calero’

Por el control de obras matan de 5 balazos a dirigente ‘Gordo Calero’

La disputa por el control de las millonarias obras de construcción civil dejó otra víctima mortal en Veintiséis de Octubre, luego que el conocido dirigente gremial Eslyn Leonel Correa Caleo (44) fue asesinado de cinco balazos por dos sicarios que se desplazaban en una motocicleta negra.

Redacción El Tiempo

“Gordo Calero”, como llamaban al fallecido, se desempeñaba como coordinador regional de la Federación de Trabajadores de Construcción Civil y de Actividades Afines del Perú (FETRACCAAP). Él mismo había sido amenazado de muerte por asesinos a sueldo.

Hace dos meses el hermano mayor del “Gordo Calero” fue también victimado de varios balazos en la vereda de la vivienda familiar ubicada en el asentamiento San Martín. Cleyter o “Tete” Correa Calero (48) fue abatido por un sicario tras llamarlo por su nombre y preguntarle cómo va la obra.

Ayer, los asesinos a sueldo a plena luz del día le descargaron dos balazos en la cabeza y tres más en los brazos al “Gordo Calero” para luego huir por las calles del asentamiento Rosa de Guadalupe.

EL ATAQUE

Se conoció que los dos sicarios en una moto siguieron por varias cuadras a la camioneta Chery, color rojo, de placa P3L-207. Cerca de las 10 a.m. Calero se estacionó rente a la invasión “Ampliación Villa Perú Canadá” para recoger a dos amigos.

Los dos sicarios en la moto aprovechando este momento se pegaron a la puerta delantera izquierda del vehículo. El sujeto que iba como pasajero sacó una pistola y disparó contra Calero.

Un conocido de Calero que iba en el asiento delantero igualmente recibió un tiro en el hombro por lo cual fue evacuado a una clínica.

Producto de las heridas mortales Calero falleció de manera instantánea en el asiento del piloto.

FUE AMENAZADO

Miriam Correa Calero, en medio del llanto, exclamó que su hermano había sido amenazado de muerte por lo que pidió garantías para él y la familia.

“Esos malditos han matado a mi hermano…, pido a la Policía que se amarre bien los pantalones para que haga bien su trabajo y así pueda capturar a tantos asesinos que han llegado a Piura”, dijo Miriam.

Agregó que “estamos a la deriva, cuando salimos de casa no sabemos si vamos a retornar. Esto es una muestra de ello”, acotó.

COMPARTIR     Twittear Compartir