Piuranos en el exterior: Carlos Trelles Carrión, CEO de la primera multilatina de Comunicaciones Integradas de Marketing

Piuranos en el exterior: Carlos Trelles Carrión, CEO de la primera multilatina de Comunicaciones Integradas de Marketing

Carlos Trelles es el CEO de Axon Marketing & Communications, empresa presente en 10 países de América Latina, y con más de 50 proyectos de comunicación, estrategias de marketing, relaciones públicas y advertising. A pesar de ser un hombre exitoso en los negocios, Trelles cree que el trabajo es un medio para un fin mayor: disfrutar con la familia. Conoce todo sobre este piurano en el exterior.

Nombre completo:

Carlos Augusto Trelles Carrión

Edad:

42 años

¿Dónde resides actualmente y con quiénes?

Actualmente, vivo en una ciudad en Florida, Estados Unidos, que se llama Cape Coral. Vivo con mi familia, estoy felizmente casado con Andrea Catalina Parada, con quien tengo 6 hijos, 5 hombres y 1 mujer: Andrés (18); Juan Diego (14); Felipe Esteban (11); Nicolás (7); Monserrat (3); y Tomás (2). Catalina no es solo mi esposa, también es mi socia en la compañía que trabajamos. Ella es colombiana, y nuestro hijos son peruano-colombianos-americanos.

¿Desde cuándo vives fuera?

Suelo vivir fuera de Perú por temporadas. Tuve un primer período de tres años fuera, cuando salí del colegio y fui a estudiar Medicina a Argentina, en la ciudad de La Plata. No llegué a concluir esa carrera pues no era mi pasión, como si lo es la Comunicación. Volví a Perú y me dediqué a esto. Luego, tuve una temporada corta viviendo en Quito; también en Colombia. Se suponía que iba solo por 15 días, los cuales inesperadamente se convirtieron en 10 años. Actualmente, llevo 7 años viviendo en los Estado Unidos.

¿Qué profesión tienes y a qué te dedicas?

Soy comunicador social de profesión, egresado de la Universidad de Piura. Asimismo, estudié un MBA en la University of Miami School of Business Administration. Desde hace 7 años, soy el CEO de Axon Marketing & Communications. Dirijo las operaciones de la oficina. Estamos presentes en 10 países de América Latina, y trabajamos con más de 50 proyectos en lo que son las estrategias de marketing, comunicación, relaciones públicas y advertising. Mi trabajo es identificar las necesidades del clientes, cuál es su negocio, cómo funciona, y finalmente desarrollar una estrategia de comunicaciones integradas de marketing. Mi trabajo es bastante divertido e interesante. Estamos rankeados dentro de las mejores agencias de marketing y comunicación en los mercados que estamos: Panamá, Quito, Lima, Ciudad de México, etc. Desarrollamos estrategias online y offline que le permitan a nuestro cliente posicionarse, tener marcas. Tenemos un enfoque multicultural y multiregión.

Axon ha ganado varios premios: Premio Cecorp; Eikon de Plata y de Oro; IPRA Golden World Award; Certificado a la Excelencia de SABRE Awards Americas, etc. Como piurano me da mucho orgullo pertenecer a una compañía que adquiere premios que tradicionalmente obtenían grandes agencias extranjeras. Hemos creado una red propia peruano-colombiana.

¿Cuáles son tus pasatiempos?

Mi pasatiempo es viajar. Por el trabajo, viajo mínimo una semana del mes a uno de los países o mercados donde tenemos intereses. Actualmente, te estoy respondiendo esta entrevista desde Bogotá, Colombia, donde acabamos de llegar. Y probablemente, en tres semanas me toque estar en Buenos Aires. Aún así, considero que mi pasatiempo es viajar. Cuando viajas, te integras, buscas conocer cada país, conocer su cultura, cómo funcionan las cosas en cada mercado. Me gusta sobretodo viajar a destinos que no conozco, donde nunca he estado. Asimismo, disfruto de revisar e investigar sobre el destino al que viajaré.

También, me gusta leer. Lo hago poco por cuestiones de tiempo, pero aprovecho momentos libres, por ejemplo en los aviones, para ponerme a leer. Me gustan los libros acerca de la vida, la familia, los hijos, crisis económicas, etc. Suelo leerlos en el IPad.

Trato de dedicar gran parte de mi tiempo libre a mis hijos. Dirijo una multilatina y tengo 6 hijos; es importante tener un balance, y dedicar tiempo a la familia: salir con los chicos, salir a comer juntos, hacer compras, jugar algo, acompañarlos a algún entrenamiento deportivo, etc.

 

 

¿Cómo es el lugar en el que vives?

Vivo en una ciudad muy simpática y tranquila en el South West Florida. Es una típica ciudad americana, con casas de un piso, techos tal y como los dibujábamos de niños; cercana al mar y con ciclovías. Es una ciudad muy tranquila y con la que he conectado muy bien. Tenemos playa, arena, calor todo el años: cualquier semejanza con Piura no es pura coincidencia. He optado por este modelo de vida familiar.

Escogimos Florida porque es una gran ciudad para poner negocios latinos. Decidimos no estar basados al 100% en Miami, porque es importante buscar un balance vida familiar-trabajo. Algo que promovemos mucho en Axon, que junto a las metas del trabajo estén también tus metas personales: la crianza de los hijos, el tiempo para la familia son temas incluidos en nuestra filosofía corporativa.

¿Qué es lo que más extrañas de Piura?

Es una pregunta complicada. Creo que extraño mucho a la gente con la que crecí y compartí buenos momentos. Extraño esa incertidumbre de no saber dónde estaré en 20 años. Extraño mi familia: mis hermanos, mis padres, personas incondicionales en mi vida. A veces, por la rutina y el acostumbrarse a vivir fuera, es difícil mantenerse conectado. Extraño también a mis amigos.

¿Qué es lo que más te preguntan sobre tu país en el extranjero?

Lo que más me preguntan cuando digo que soy peruano, es por qué no hablo como limeño. Ahí yo cuento de dónde soy. “Vengo de una gran ciudad, en la que hace mucho calor, pero que tiene el corazón más grande del norte. Se llama Piura”.

También, me preguntan si es verdad lo que vieron en la televisión sobre Perú. También me preguntan cómo logramos estabilizar la economía e impulsar el crecimiento, me piden la receta. Asimismo, me preguntan por qué en Perú se come tan rico (se ríe). La gente sabe que es un país interesante, con una economía emergente, saben que tiene una excelente gastronomía, que es un destino turístico ideal, pero no van más allá. Yo tengo la oportunidad de contarles mucho más.

¿Piensas volver a Piura algún día?

Qué más quisiera que volver a Piura. A veces la vida tiene ciclos y momentos, en algún momento tienes que plantearte este tipo de preguntas. Tal vez cuando haya terminado de criar a mis seis hijitos, y si llegamos a la decisión (consensuada por mi esposa, que es colombiana). Tenemos un hogar multicultural, en el que Piura forma parte de nuestros corazones.

Lo que no puedes dejar de hacer cuando regresas a Piura:

Lo que yo no puedo dejar de hacer cuando vuelvo a Piura… en realidad, son tres cosas:

  1. Visitar a la gente que sigue en nuestros corazones pero que físicamente ya no está más. Tomarme un momento para charlar con mamá, conversar con papá.
  2. Ir al chifa
  3. Caminar por las calles: hacer las rutas que hacía cuando era pequeño.

Cuando estoy en Piura, me gusta caminar, pasear, pensar, agradecerle a Dios por todas las oportunidades que ha puesto en mi vida. Camino por mi universidad, por la plaza. En una sola frase: reconectarme con mis recuerdos.

Una palabra que describa tu vida:

Pasión. Uno tiene que tener pasión en todo lo que hace: en el trabajo, en los negocios, con la gente que ama. Si uno no tiene pasión por lo que va a hacer, se complican las cosas.

¿Cómo es tu relación con tu familia? (la de lejos y la de cerca)

Con mi famila en Piura, que es básicamente mi padre, trato de hablar por teléfono, para contarnos en qué andamos y si estamos bien. Mi hermana vive en Tumbes y mi hermano en Lima, con ellos también converso por teléfono o redes sociales.

Con mi núcleo familiar más cercano, trato de lograr un balance óptimo entre la oficina y pasar tiempo con ellos. Catalina y yo procuramos tener tiempo de calidad para estar con los chicos, como lo tenemos para el trabajo. Creemos firmemente que el trabajo es un medio para lograr unos objetivos mucho más interesantes. Los temas personales para nosotros son fundamentales.

Si escuchas la palabra ‘Piura’, lo primero que se te viene a la mente:

‘Ceviche’ y ‘Tamal Verde’ es un clásico; pero se me viene a la mente también el calor maravilloso humano de la gente que te quiere. Lo primero que se me viene a la mente es mi familia, mis orígenes, mis algarrobos, mi parque, mis amigos de la universidad. Además, de todos esos gustitos que uno extraña de la gastronomía.

¿Tienes alguna costumbre piurana que no se te quita por nada?

Tengo varias. En mi casa ponemos bandera peruana cada 28 de julio, estemos donde estemos. Todavía digo el “gua” (ríe). Mucha gente que no me conoce, y no entiende claramente qué significa o por qué lo uso, intenta traducirlo del español al inglés, y no encuentra cómo (ríe). También tengo otra costumbre piurana, peruana y latina que es celebrar la Navidad en el sentido estricto de la palabra. No solamente concentrarnos en los regalos sino en la oportunidad de estar juntos.

¿Cuáles son tus metas de aquí a 5 años?

Tenemos metas personales y profesionales. Para ese entonces, la mayoría de mis hijos serán adolescentes, lo cual como persona es un reto diferente. Quiero seguir manteniendo esa relación cercana con ellos y también motivarlos a que tengan esa pasión por lo que estudien. Mi hijo mayor está empezando a estudiar veterinaria, el segundo quiere ser abogado. Creo que mi rol como padre por momento se convierte en el rol de un coach. Tengo que sacar lo mejor de cada uno.

Desde el punto de vista corporativo, tenemos un reto interesante como compañía, seguir creciendo en los mercados latinoamericanos y posicionarnos como lo que somos: la primera multilatina de comunicaciones integradas de marketing, de capitales colombianos y peruanos.

Crecer como profesional y como padre de familia, en resumen. Todo esto no solo para mis hijos sino también para mi esposa. Tengo que mencionar que estoy cumpliendo 15 años de casado con mi señora, lo cual es maravilloso, y me motiva a seguir adelante en cada proyecto juntos.

Un mensaje que quieras darle a nuestros lectores:

Sean apasionados con lo que hagan. Los piuranos nos entregamos totalmente a nuestras convicciones y a nuestro trabajo. Inversamente proporcional a lo que mucha gente dice, que “el sol nos hace dormir la siesta”, es este sol el que nos hace hacer una fotosíntesis de buena energía. Somos capaces de recargarnos con ese sol hermoso para dar lo mejor de nosotros. El Niño Costero que ha vivido la región nos traza un nuevo reto: tenemos que sacar de nosotros mismos esa capacidad de reconstrucción, de seguir creciendo juntos.

Por Marianne Paulet

 

COMPARTIR     Twittear Compartir