Piura: el vía crucis de 10 mil familias parece no tener fin ante la falta de agua potable

Piura: el vía crucis de 10 mil familias parece no tener fin ante la falta de agua potable

Desde hace casi dos meses, las más de 10 mil familias de quince sectores de Piura no cuentan con el servicio de agua potable. Un problema que se ha convertido en un vía crucis en medio de una tercera ola de contagios por covid-19 y la temporada de verano en la región, teniendo en cuenta la incertidumbre en la que viven por saber cuando se les va a restablecer de agua potable en su totalidad.

A pesar de los constantes protestas que han hecho ante la EPS Grau, los vecinos ya están cansados de vivir con esta situación; luego que colapsara el pozo de agua potable Bancarios, el cual está ubicado en la urbanización Bello Horizonte.

Testimonios

Dicho problema ha puesto en riesgo la salud de las familias. EL TIEMPO conversó con algunos de los vecinos y estos fueron sus testimonios.

“Desde hace casi dos meses que no tenemos agua. Esto se ha convertido en un problema que agudiza día a día en medio de esta pandemia. Hasta el momento, no obtenemos una respuesta técnica formal de la EPS Grau que nos explique cuáles son las medidas que ellos van a hacer; estamos en una incertidumbre de cuándo realmente vamos a tener agua”, sostuvo Fernando Díaz, morador de la Urb. Bello Horizonte.

Indicó, además, que para aplacar un poco el problema, los miles de ciudadanos deben llenar sus baldes y demás recipientes con agua, con el fin de que puedan cocinar, lavar, bañarse, entre otras actividades. A pesar de ello, es insuficiente.

“Ahora nos están abasteciendo de agua a través de cisternas, pero no es suficiente. Tenemos que llenar varios baldes y eso se convierte en criaderos de zancudos. A pesar de todo este problema, nos llega el recibo de agua por un servicio que no tenemos”, dijo Marice Carranza.

Respuesta

El gerente general de la EPS Grau, Roberto Sandoval, anunció que el servicio de agua potable se restableció para algunas zonas a partir de las 2:30 de la tarde. “El servicio de agua potable, que ya se les restableció, es una mezcla del reservorio de Los Algarrobos y del pozo Bancarios. El agua de este reservorio viene de Curumuy, con la finalidad de que le baje un poco a la salinidad del agua. Ello forma parte de nuestro plan de emergencia”, sostuvo.

El funcionario explicó que esta medida forma parte de su plan de contingencia, mismo que “se explicó a los dirigentes”. “[Los vecinos] solicitaron que se perfore otro pozo, entonces yo les he dicho que eso va a demandar de seis meses de trabajos de perforación y estudios técnicos; pero, mientras tanto, el servicio de agua potable será de dicho reservorio”, acotó.


Síguenos en nuestras redes sociales:


 

COMPARTIR     Twittear Compartir