Tecnología y las redes hacen más violentos a los piuranos

Tecnología y las redes hacen más violentos a los piuranos
Foto referencial

Especialistas afirman que los cambios en los patrones familiares han traído consigo la pérdida de algunos valores.

Años atrás las familias piuranas eran muy distintas: ofrecían un buen trato a todos los turistas, existía un mayor respeto entre pares, los vecinos se criaban como si fueran de la misma familia, había un mayor diálogo padre-hijo. Sin embargo, ahora ya nadie sabe quién vive al lado y los actos violentos son cotidianos.

LEER MÁS | El Congreso investigará deficiencias en servicio de agua

¿Qué ha ocurrido? Para el decano del Colegio de Psicólogos, Marco Magán Malafaya, la causa del incremento de la violencia entre los piuranos es la modernización, que ha llegado a Piura y trajo consigo los vicios de una vida occidentalizada.

Este nuevo estilo de vida supuso un cambio en los patrones de funcionamiento familiar, pues son más permisivos que antes. Las variaciones en la dinámica familiar de los piuranos se han producido desde los últimos 15 años.

“Las relaciones son más frías. Antes los vecinos se sentaban en el pórtico de sus casas y conversaban. Ahora no porque la vida social se ha trasladado a los aparatos electrónicos y la juventud está yendo en contra de la naturaleza humana, de la interacción social. Lo único que vale es el ‘yo’ y el otro deja de existir. El respeto se está perdiendo”, criticó Magán.

Además, reconoció que los piuranos se tratan con insultos de manera normal, acto que implica una aceptación de la violencia: “A nivel psicológico ocurre que el ciudadano común está validando el comportamiento violento. Se insultan, responden de mala forma, tienen una actitud grotesca frente a los demás. Esto se está viendo como natural en nuestra comunidad”.

Un efecto onda

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Psicólogos filial Piura, Miguel Vélez, opinó que la violencia en Piura se ha incrementado a causa de un efecto onda, es decir, los actos violentos generan más reacciones violentas.

“Cada día hay más violencia y se reacciona de manera más impulsiva. Se da un efecto onda: la misma violencia genera más violencia. Por ejemplo, las relaciones de los jóvenes no son de respeto, sino de agresión. Hace poco escuché a universitarios insultándose y se justificaron diciendo que así se trataban ellos. Toman eso como algo normal, pero no lo es, porque genera reacciones violentas”, comentó el especialista.

Por otro lado, cuestionó el actuar de las futuras autoridades, pues asegura que no presentan estrategias claras para reducir la agresividad. Dijo que “incluso los candidatos salen a pelearse entre ellos” y dan un modelo social que es captado por los jóvenes.

Asimismo, resaltó que en la familia se han perdido los valores: “Hay mayor dedicación al trabajo y estoy seguro que son poquísimos los padres que conversan con sus hijos”.

Las claves

* Según el informe del centro Igarápe Institute sobre seguridad ciudadana, publicado en abril, América Latina es la más violenta del mundo.

* El documento revela que la tasa de homicidios en la región es de 21,5 por cada 100.000 habitantes, muy por encima de la tasa global de 7 por cada 100.000 personas.

* Uno de cada cuatro asesinatos en el mundo en 2016 se produjeron en Latinoamérica.

Andrea Flores Khalil

COMPARTIR     Twittear Compartir