Un negocio que alienta la violencia

Un negocio que alienta la violencia

No hay un metro cuadrado de tierras eriazas o de playas de la región Piura que no hayan sido ya invadidas; tomadas casi por asalto y a punta de balazos por bandas de traficantes que algunas veces trabajan por encargo de empresarios inmobiliarios. La pregunta es: ¿cómo van a formalizar los predios invadidos en los últimos años? ¿Qué propuesta hay para detener las invasiones?

Según la norma, Cofopri tiene facultades para formalizar y entregar títulos a posesionarios que hayan ocupado tierras hasta el 24 de noviembre de 2010. Sin embargo, el presidente Martín Vizcarra anunció un nuevo proyecto de ley para que el plazo se extienda hasta el 2014. Este beneficio, si bien favorece a los posesionarios, también anima a los traficantes a seguir invadiendo más predios, porque el Gobierno, al final, terminará extendiendo los plazos.

Lo preocupante de esta actividad, sin embargo, es la ola de violencia, abuso y muerte que genera. En Piura son decenas de fallecidos y heridos que han dejado los conflictos por tierras y hasta ahora no hay norma que impida o sancione drásticamente esta ilícita actividad. El Estado tampoco sabe lo que tiene.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.