Miguel Cueva: “La corrupción no permite ordenar el transporte público”

Miguel Cueva: “La corrupción no permite ordenar el transporte público”

El primer regidor de la Municipalidad de Piura, Miguel Cueva, señala que no hay ninguna reforma en el transporte y la informalidad sigue avanzando.

–¿Cómo evalúa hasta ahora la llamada reforma del transporte en la ciudad?

–En los dos años que estuve en la presidencia de la comisión de Transportes, se trató de avanzar. Pero lamentablemente no se puede avanzar […] si no tenemos personal. Pero eso es un poco ambiguo, pues la verdad de las cosas, es que en general hay una fuerte corrupción en el transporte. No voy a señalar a nadie pero el desorden conlleva a ese tema. Mira cómo hemos retrocedido con las motos lineales. Las empresas no tienen autorización y siguen circulando. Para qué creamos más ordenanzas si no podemos con las que ya tenemos.

–¿Y en el caso de la nueva ordenanza del anillo vial para mototaxistas?

–Cuando voté a favor dije que se aplique cuando se tengan a los 40 nuevos inspectores y que Transportes sea una gerencia. Todo se fue al agua. Ahora recién en mayo van a trabajar esos señores.

–¿Qué decir frente a los continuos audios que salen?

–Con eso de los audios tu puedes escuchar cómo se manejan tantas cosas y por eso estoy pidiendo que la Fiscalía intervenga de oficio.

–Pero a usted también se le implicó en un audio de las combis del Medio Piura…

–Perdón, ese era un tema de que ya eran 3 años y no se les da solución. Son los únicos a quienes le ponen papeleta mientras a otros como Trans Piura y Conetrans no se les pone.

–¿De qué otra forma se nota la corrupción en el sector?

–Con el tema de no tocar a ciertas empresas y permitir la informalidad y que no hagas nada por dentro. Permitir que tanta moto lineal entre al centro.

-Pero y estos últimos operativos. El depósito municipal está a punto de colapsar…

–Hay operativos pero es tan grande el problema del transporte para coger cinco autos colectivos, mototaxis[…]si entra un trailer ya te llenó el depósito. Mientras no haya un norte sobre lo que se tiene que hacer, no vamos a avanzar. Ahora con los 40 inspectores se debe repartir en grupos para motos lineales, para formales e informales.

-¿Entonces para usted no hay mayor impacto con los operativos?

–No lo ves. Recién están llegando los 40 nuevos inspectores. Ya terminando la gestión, la sensación que tengo yo es que hemos retrocedido en controlar el desorden.

–¿Los anillos viales no funcionan?

–Se cruzan por donde quieren porque no hacen caso. Me acabo de cruzar con cinco buses en la Av. Grau con Gulman. Esto es imposible. No hay un norte…

–¿Y quién debe poner ese norte? ¿El alcalde?

–Las personas que debe tener a su lado. Debió tener un asesor porque no somos expertos en eso.

Pero el alcalde menciona la reforma del transporte como un logro de su gestión…

–Su logro puede ser que ha sacado el anillo vial. […] Pero no confundamos. Hay un sinsabor por el centro donde ves motos lineales y colectivos que entran por donde sea y se cuadran en la Plaza de Armas. Ni en Sullana ves eso.

–Entonces ¿No hay reforma del transporte?

–Mi sensación es que por más que hemos dado ordenanza, se ha retrocedido en el desorden.

.–¿Qué le diría a los candidatos? ¿Cómo afrontar esta problemática?

–Deben asesorarse y darle más importancia a lo que es transportes. Creo que no se le ha dado […]. Y también falta personas idóneas, sin desmerecer a nadie, pero se necesita gente que venga a trabajar.

–¿Y cómo atacar la corrupción?

–[Se ataca] cuando ordenas todo y no se permite que transiten empresas no autorizadas. La corrupción se evita cuando pones las cosas claras.

–¿Cómo se le recordará a esta gestión? Quizás por el escándalo de los cascos…

–Lo de los cascos ya lo está regulando el Ministerio. Yo, seguiría insistiendo y lo haría entrar [en vigencia]. La oposición vino de un pequeño grupo de 20 que se juntó entre delincuentes y personas que hacen moto lineal e hicieron 100 a 120 pero después la gente de a pie estaba de acuerdo. Mira cuántos crímenes hubo.

COMPARTIR     Twittear Compartir