¿Una valla difícil de pasar?

¿Una valla difícil de pasar?

La incapacidad de los alumnos de secundaria para aprobar el examen de admisión de las universidades estatales, es un viejo problema que ha generando preocupación y polémica. Cada vez es más difícil para ellos pasar la valla que imponen las universidades, como ocurrió hace una semana en la UNP con la prueba Ades donde más de mil 950 escolares ocuparon menos de 50 vacantes de las 194 que ofreció esta universidad.

Desde las aulas de educación secundaria se acusa a la UNP de complicar el examen; mientras en el claustro universitario se deja ver la preocupación por la calidad y capacidad académica de los escolares. ¿Se debe bajar el nivel de dificultad de los exámenes? En las universidades estatales nadie está de acuerdo, porque es el filtro que permite que solo los más aptos puedan llegar y convertirse en buenos profesionales como lo exige la sociedad.

En países desarrollados como Japón, la admisión a las universidades no solo se basa en un examen de competencia académica básica de lo que se aprendió en la secundaria, sino también en la aptitud y capacidades del aspirante para recibir educación superior. Bajar la valla es avalar la mediocridad.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.