San Lorenzo en el Limbo

San Lorenzo en el Limbo

Por increíble que parezca, el valle San Lorenzo, uno de los que permiten al Perú ser el tercer mayor exportador de mangos en el mundo, tiene su infraestructura de riego al borde del colapso.

Lo grave del asunto es que a pesar de requerir una urgente reconstrucción, esta podría retrasarse, debido a que la propiedad de todo el sistema está en el limbo legal.

Es errónea la creencia de que está a cargo del Estado, lo cierto es que actualmente ninguna entidad pública se hace cargo de su mantenimiento y manejo integral.

Si los agricultores quieren hacerlo, es muy costoso, no cuentan con el dinero necesario.

Según la Junta de Usuarios, los productores reclamaron hasta lograr que les entreguen el manejo del reservorio, los canales y el agua. Sin embargo, nunca hubo una transferencia legal, y ahora a ciencia cierta ellos no son dueños, tampoco el Estado.

Si, como dicen algunos, es un ente privado o un híbrido -privado y estatal-, entonces es complicado ponerle dinero público, es decir asegurar que se incluya en las obras de reconstrucción del agro piurano.

Esto último solo será posible si el Estado, por ejemplo a través de la Autoridad Nacional del Agua, asume y administra la propiedad.

Es verdad que los agricultores, a través de la Junta de Usuarios y con apoyo estatal y cooperación internacional, han hecho algunas reparaciones.

Sin embargo, la morosidad sigue siendo alta y muchas veces el dinero recaudado ha sido destinado a otros proyectos que ocasionaron perjuicios a la Junta.

Solo el Estado puede hacer la gran inversión que se requiere para evitar el colpaso total del sistema.

COMPARTIR     Twittear Compartir