Gobierno Regional anula contrato de estudio del río Piura

Gobierno Regional anula contrato de estudio del río Piura
  • La empresa ganadora de la buena pro no funciona en la dirección consignada.

Por consignar una dirección donde la empresa no funciona, el Gobierno Regional decidió anular el contrato con el Consorcio Inundaciones Piura.

Así lo confirmó ayer el gerente de la institución, Jesús Torres Saravia, señalando como causal de tal decisión, que la empresa consignó una dirección y cuando fueron a verificar, no funciona en dicho lugar.

Este consorcio aún no había empezado a trabajar en la consultoría, pese a que hace dos meses se firmó el contrato, porque no se había contratado a la empresa supervisora. La tarea que debía hacer el consorcio era elaborar la propuesta para el evitar las inundaciones.

Retraso

La anulación del contrato retrasará los estudios del río y por lo tanto la solución a las inundaciones en ciudades y zonas agrícolas, ocasionadas por las crecidas del río.

Para el profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Piura, Orlando Vignolo, este tema podría derivar en un arbitraje.

Explica que una de las causales para anular un contrato es afectar la presunción de veracidad. Es decir, se da por sentado que todo lo que un contratista señala en un expediente es verdad y si se descubre que hay falsedad se puede anular el contrato. Sin embargo, se debe evaluar si el cambiar un domicilio, afecta o malogra su oferta. “Me parece que es exagerado, lo que podría malograr su oferta es haber mentido sobre su experiencia o temas referidos a la propuesta técnica de fondo, o elementos insalvables que obliguen a la nulidad absoluta de la buena pro”.

La ley prevé estos hechos, es decir que tiene que haber un elemento trascendente y grave que obligue a la entidad, de oficio a declarar la nulidad del contrato. “Todo tiene que ser demostrable y enviarle al contratista la notificación para que en cinco días haga sus descargos, luego de ello tomar la decisión y abrir un proceso disciplinario contra todos los funcionarios que permitieron que sucedan los hechos”, agregó.

De la misma opinión fue el docente de Derecho de la UDEP, Guillermo Chang, quien explicó que es una causal muy débil para anular un contrato.

Coincidió con ambos profesores el ingeniero contratista, Abel Acuña. Señaló que según la Ley de Contrataciones, hay causales subsanables y no necesariamente deben llevar a la anulación del contrato. Para el vicedecano del Colegio de Abogados, Gerardo Novillo, la anulación del contrato procede porque la empresa ha mentido y eso es grave.

Las claves

* El contrato lo firmó el gerente del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético Alto Piura, Marco Vargas.

* Aún no se ha entregado adelanto de obra, porque los trabajos no han comenzado.

* El dinero para este estudio es de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios y estuvo supervisado por Contraloría, mediante el control concurrente.

* Una de las empresas que forman este consorcio participó en el estudio del río Ebro, en España.

Teo Zavala Palacios

COMPARTIR     Twittear Compartir