Piura frente al peligro del cambio climático

Piura frente al peligro del cambio climático

El 23 de noviembre de 2018 se publicó en los Estados Unidos de Norteamérica el documento “Fourth National Climate Assessment”(1) (Cuarta Evaluación Climática Nacional) que describe, en detalle, los cambios que están ocurriendo en el clima en los Estados Unidos de Norteamérica y en el mundo.

Este documento es el resultado de las investigaciones y observaciones del “US Global Change Research Program” (Programa de Investigación del Cambio Climático Global de los Estados Unidos de Norteamérica) y concluye que el clima está cambiando rápidamente a un ritmo mayor que cualquier otra actividad en la historia de la civilización moderna como resultado de la actividad humana.

El impacto mundial del cambio climático, igualmente observado en Piura, proyecta intensificarse en el futuro; sin embargo, la severidad de los desastres dependerá de las acciones de estudio, análisis y prevención que se tomen para reducir la emisión de gases de efecto invernadero (principalmente Dióxido de Carbono-CO2, Metano-CH4, Óxido Nitroso-N2O, Clorofluorocarbonos-CFC, Ozono Troposférico-O3) y otros factores contaminantes del ambiente.

El Grafico 1(2), muestra los resultados de investigaciones acerca de la acumulación de CO2 en la atmosfera. Los resultados son alarmantes y demuestran que el hombre con su actividad diaria está destruyendo su propio hogar. El hito alcanzado de las 400 ppm en el año 2016 debiera ser una señal de alarma definitiva para las organizaciones y población en general (gobernantes, líderes empresariales y personas). Aunque no parece que haya un giro decidido hacia una auténtica economía verde, sí se alzan voces cada vez más altas hablando de algo más que energías renovables, ciudades sostenibles o reciclaje de residuos.

El Gobierno Regional, las Universidades, los Ministerios y la Empresa Privada deben captar esos mensajes y, sobre todo, los avisos cada vez más graves que la naturaleza está dando (Piura 2017) y actuar de forma proactiva sobre las bases del desarrollo y prevención antes que la naturaleza lo haga con violencia fatal.

La responsabilidad no es solamente de los dirigentes, la acción individual de cada uno de nosotros es también esencial. El comportamiento individual, el respeto a las normas y regulaciones, la educación en todos los niveles y el funcionamiento global están íntimamente ligados y representan los pilares de un sistema de prevención y minimización del desastre que estamos generando.

Recurrir a fuentes de energía renovables en nuestras casas y negocios, controlar el consumo de recursos naturales, segregar selectivamente nuestros residuos, plantar árboles para compensar nuestra huella de carbono u optimizar nuestros transportes contaminantes son pequeñas manifestaciones de nuestro cambio de mentalidad hacia el objetivo global: el consumo responsable de recursos naturales.

Estos resultados representan una alerta y una llamada de atención para iniciar acciones inmediatas frente al peligro irreversible que afecta y afectará a la Región Piura. Las autoridades e instituciones responsables de conducir y promover el desarrollo integral de la región pueden identificar, fácilmente, el riesgo que produce el cambio climático en la vida diaria de los habitantes y en los diversos ambientes como salud, educación, servicios públicos, manejo de recursos hídricos, agricultura y transporte.

Actualmente, una de las consecuencias del cambio climático es el incremento de las temperaturas máximas y mínimas en el mundo. Análisis de datos muestran que la temperatura se ha incrementado en promedio de 1.8ºC desde 2000 a 2019(1) y las evidencias son consistentes con la actividad humana, predominantemente con la falta de normas y regulaciones que controlen las emisiones de gases de efecto invernadero o gases que atrapen el calor.

En el caso particular de Piura, usando datos coleccionados por SENAMHI(3) (obtenidos en internet, es necesario analizar datos actualizados incluyendo el año 2019) la comparación de temperaturas máximas y mínimas entre el año 2010 versus 2016 muestra un incremento promedio de dos grados centígrados (20C) para las máximas y un incremento promedio de un grado centígrado (1.10C) para las mínimas, Tablas 1 y 2. Estos cambios han afectado la calidad de los productos agrícolas de exportación con el consecuente deterioro de la economía del productor.

Análisis de proyección de datos permiten inferir que, debido a la ausencia de protección del medioambiente y carencia de estudios e investigaciones para mitigar el efecto de las altas temperaturas en Piura, se esperan en los próximos años incrementos de temperatura mayores a lo observado actualmente lo cual tendría un efecto catastrófico en la salud de la población debido a la proliferación de enfermedades y un efecto devastador en una de las actividades más importantes de la región como es la agricultura.

El cambio climático ha transformado la frecuencia e intensidad de los periodos de precipitaciones (Piura, 2017) y de los periodos de disponibilidad y manejo del recurso hídrico (sequias) alterando dónde y cómo podemos vivir y presenta retos crecientes para la salud y calidad de vida en la región, al igual que dificultades en la estabilidad de la economía y sistemas de apoyo social a nuestra sobrevivencia.

El riesgo causado por las alteraciones y cambios en el clima varía por región, sector y vulnerabilidad de la población que es afectada por el impacto del cambio climático. Factores sociales, económicos y geográficos moldean la exposición de la población y las comunidades al cambio climático y determinan la capacidad para responder. Los riesgos son siempre devastadores para aquellos que presentan mayor vulnerabilidad incluyendo los grupos de menores ingresos económicos, los niños y los ancianos como se observó en Piura en el año 2017.

Las emisiones de gases de efecto invernadero producidos por la actividad diaria continuará afectando el clima por décadas o tal vez siglos. Los humanos somos responsables de añadir dióxido de carbono a la atmosfera creando un reservorio de gas en la atmosfera y océanos que está llevando al clima a tener temperaturas cada día mayores.

Piura no es una excepción al efecto del cambio climático y la prueba son los daños ocurridos en el año 2017; por lo tanto, es urgente tomar decisiones que permitan identificar los factores de mayor contribución al deterioro de la atmosfera.

Deben ser las instituciones responsables del desarrollo integral de la región como el Gobierno Regional, los respectivos Ministerios y las Universidades los promotores de iniciativas que permitan regular y legislar las actividades y funcionamiento de industrias, servicios sociales, transporte y agricultura para minimizar la contaminación ambiental. Garantizar la calidad de vida de la población en Piura es una responsabilidad de las autoridades actuales para evitar la repetición de los trágicos acontecimientos ocurridos en el 2017 debido al efecto negativo del cambio climático.

 

1.Fourth National Climate Assessment. US Global Change Research Program. Volume II. Nov. 2018.
2.Temperaturas y acumulación de CO2. NASA GISS, NOAA NCEI, ESRL, USA. 2017.
3.SENAMHI. Datos 2018.

COMPARTIR     Twittear Compartir