El eterno problema del agua potable

El eterno problema del agua potable

Ha trascurrido 18 años desde que la EPS Grau fue intervenida por los acreedores debido a la insolvencia económica en que se encontrada, después de estar muchos años bajo la administración de los gobiernos locales, propietarios originales de esta controvertida empresa.

Pese al tiempo cumplido, la falta de agua sigue castigando a los piuranos y más aún, no se vislumbra un futuro prometedor. Lo grave es que en este tiempo, los acreedores tampoco han dado una solución para reducir las pérdidas millonarias, invertir y asegurar un abastecimiento responsable para las miles de familias, que solo reciben agua por horas.

El caso EPS Grau es difácil de resolver. No hay inversión de los acreedores y lo poco que se hace en infraestructura de saneamiento lo invierte el Estado, la cual pasa a poder de la EPS Grau y esta resulta cobrando por el servicio. Pareciera que la junta de acreedores se acostumbró a este ritmo de operación y solo se preocupa por cobrar y recuperar inversión, antes que la atención a los piuranos. ¿La solución? La privatización asoma como alternativa, porque volver a los gobiernos locales no es muy alentador que digamos.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.