Editorial: Reclamo por el agua debe unir a piuranos

Editorial: Reclamo por el agua debe unir a piuranos

La búsqueda de soluciones definitivas a un antiguo problema de los piuranos como el deficiente servicio de agua potable y alcantarillado no logra el éxito esperado, a pesar de que la reestrucuturación patrimonial de la empresa lleva ya varios años.

El gobernador regional, quien durante su campaña política ofreció reducir la tarifa del servicio de agua -pese a que estas son reguladas por la Sunass-, ha decidido comprarse el pleito. Ha encarado a la empresa prestadora tratando de evitar que se salga con las suya en su pretensión de incrementar en 13% el costo del servicio, a pesar de las graves deficiencias que tanto mortifican a los usuarios, como son: continuos cortes en pleno verano, rotura de las redes de agua y alcantarillado, ausencia del servicio en algunos sectores o baja presión en otros, destrozos de las pistas, etc. También anuncia que pedirá al presidente de la República y al ministro de Vivienda condonar la deuda de la EPS.
Es positivo – como dice la Cámara de Comercio-, la iniciativa de reclamar, pero urge lograr una articulación con todos los actores clave, no solo con los congresistas, para que la exigencia de mejoras en el servicio esté sustentada técnicamente, evitando la demagogia o que el tema se politice.

En la búsqueda de un mejor servicio tan elemental y que afecta a toda la población no caben diferencias partidarias. Permitir, como hasta ahora, que la prestación del servicio vaya a la deriva, no es solo obstaculizar el ejercicio de un derecho básico de la población (el acceso al agua potable); sino también frenar el crecimiento y desarrollo urbano de la ciudad, así como limitar en gran medida el desarrollo económico local.

COMPARTIR     Twittear Compartir