Piura con alto nivel de radiación solar

Piura con alto nivel de radiación solar

Piura ha alcanzado el nivel 15 de radiación ultravioleta considerado extremadamente alto, frente a los índices normales que oscilan entre los niveles 8 y 10. Los especialistas como el oncólogo clínico Jorge Aliaga y médicos como Norvil Mera Chú de Salud Ocupacional y el Colegio Médico, han dado la voz de alerta frente a los graves daños que se originan de producirse un melanoma o un cáncer de piel.

Al golpe de calor también se le suma el cuidado que debemos tener por la significativa radiación solar a la que estamos expuestos. Si bien uno puede causar la muerte por la hipotermia, el segundo también la puede originar pero a través de un cáncer.

No es un Niño Costero pero sí una situación preocupante teniendo en cuenta el estado en que se encuentran los hospitales y los centros de salud de la región. Los médicos coinciden en la necesidad de una educación en la prevención desde temprana edad, ya que los niños son expuestos sobre estos tipos de cáncer que se originan por la excesiva radiación ultravioleta. Los colegios deben tomar en cuenta estas recomendaciones y no exponer a los niños y jóvenes.

Según el dr. Norvil Mera Chú, en Piura la radiación siempre ha oscilado entre los niveles 13 a 15. “La población sin embargo, debe conocerla, y ahora más pues hay una normativa, que es la Ley N° 30102, publicada el 6 de noviembre del 2013, por la cual todas las instituciones deben hacer actividades de prevención para el personal frente a radiación ultravioleta y además promover una cultura de promoción de salud, cara a la radiación ultravioleta, es decir de concientizar a las personas, de difundir los índices de radiación para que la población tome conciencia de este peligro”.

Para el especialista en Salud Ocupacional de la UDEP, esto nos debe llamar la atención y ser conscientes que hay una radiación significativa y que debemos de protegernos siempre, no solo los niños y los adultos mayores, sino todos y durante todo el año.

A pesar de las recomendaciones para que los adultos mayores reciban cierta cantidad de radiación solar por el beneficio de activar la Vitamina D y evitar la descalcificación hay que tener cuidado. “Ese beneficio es cierto, con esa vitamina evito la pérdida de calcio a través de la orina, pero esa exposición a la radicación solar va a depender del tiempo y a la estación del año. En el verano basta con 10 minutos que estemos expuestos al sol. En primavera y otoño puede ser hasta 30 minutos. En invierno pueden estar expuestos hasta dos horas”, puntualiza Mera Chú.

La recomendación a la exposición al sol debe ser en los horarios donde hay menos índice de radiación ultravioleta. Son recomendables las horas en que las temperaturas son más tolerables, no hay tanto riesgo del golpe de calor. Debemos que tener siempre presente al Sol como fuente de radiación pero también el sol como fuente calor donde puede originar un estrés.

Mera Chú aconseja que “debemos ser conscientes de que el sol siempre va a estar presente, por lo tanto debemos usar elementos de protección frente a la radiación ultravioleta. Por ejemplo ropa de color celeste, beige, gris claro. Sombrero de ala ancha y de lona. Hay que usar lentes de sol aunque no necesariamente tengan que ser oscuros”. El bloqueador, o foto protector que no es lo mismo que bronceador debe tener un FPS es decir un Filtro de Protección Solar que para una región como la nuestra debe ser de 50.

En cuanto a su aplicación, hay que tener en cuenta la actividad que se desarrolla tanto en zona de campo, bosque o incluso para ir al mercado o a una piscina. Este debe aplicarse por lo menos 20 o 30 minutos antes de salir a la exposición, porque si lo aplico y salgo inmediatamente al mar o la piscina no se logra que la piel lo absorba y genere el efecto protector. Además se debe reaplicar cada dos horas, por supuesto lavándose primero la piel, se seca y aplica el bloqueador. Lo mismo sea en la piscina, el mar.

Cuidado con el cáncer

El oncólogo, Jorge Aliaga, jefe de la Unidad de Quimioterapia del Hospital Cayetano Heredia, le sugiere a la población tomar medidas de protección para la cara y piel corporal, “usar sombreros de ala ancha, usar bloqueador con filtro protector solar, preferible mayor de 50, asimismo se puede evitar la exposición solar en horas punta. Siempre se ha dicho de 11 a 3 pero ahora la estamos ampliando de 10 a 4 de la tarde porque los rayos solares caen verticalmente, hay que evitar la exposición a esa hora”.

“En cáncer de piel vemos dos tipos de cáncer, uno es el carcinoma basocelular, que generalmente es una lesión localizada que se beneficia tan solo de la cirugía. El otro tipo es el melanoma, es el cáncer de piel, el peligroso y el agresivo que llega a hacer metástasis, es un tipo de tumor maligno, con el que estamos viendo que hay aumento de casos, pero son pocos en comparación con los otros tipos de cáncer como el de mama, próstata, que son los que más abundan en la Región”.

Según el doctor Jorge Aliaga Cajan, en promedio en el Hospital “vemos de 10 a 15 casos anuales de melanoma pero en basocelular hay promedio de 50 casos anuales”.

El especialista recomienda que no se ingrese a las cámaras bronceadores pues tiene efectos negativos, es un factor de riesgo para cáncer de piel. De la misma manera como el sol, tiene efecto acumulativo, hay que tomar conciencia en la protección desde la niñez, ya que la mayoría acude frecuentemente a la playa, a las piscinas o a lugares de recreación a campo abierto y desde temprana edad son expuestos a la radiación ultravioleta. “Esta radiación UVA puede ingresar a las capa más profunda de la piel y hacer daño. Las personas de tez blanca tiene mayor predisposición a desarrollar este tipo de cáncer de piel. Hay que educar a la población sobre las medidas preventivas”.

En un estudio reciente que ha hecho un alumno en torno a las personas que acuden al hospital, en sus conclusiones señala que la mayoría de la gente no conoce estas recomendaciones. Hace ver que se necesita esa educación, especialmente las personas que trabajan al aire libre como en la zona de talara, los agricultores entre otras actividades en las cuales la población trabaja expuesta a la radiación solar.
El dr., Aliaga exhorta a la población a observar los lunares, aplicarse el test ABCD y E y acudir al médico cuando algo no está marchando nada bien.

cáncer a la piel

Tipos de cáncer a la piel

Tres tipos: el baso celular, el epidermoide y el melanoma. El baso celular es el bueno, se comporta como si fuera un tumor benigno, puede estar bastante tiempo en la piel, pero no pasa nada, no invade tejidos. Aparece en las zonas foto expuestas.

El Melanoma es el más agresivo de los cánceres de piel, produce metástasis en otros órganos a distancia. El melanoma es de color oscuro, negro o marrón y hay que diferenciarlos de los lunares.

-¿Cómo saber diferenciarlos?

Podemos aplicar un método que es muy sencillo y para eso no hay necesidad de ser un especialista. El Método es el A, B, C, D y E que significa: A de asimetría, B de bordes, C de color, D de diámetro y E de evolución.

Con una lupa y buena luz se pueden observar los lunares. Lo normal es que sean simétricos y no asimétricos en su forma. Cuando los lunares tiene los bordes bien definidos es normal, un lunar que no tiene bien definidos los bordes es signo de alerta. En cuanto a color, un lunar normal puede ser de color marrón o negro. En cambio si le veo dos colores o más o que está despigmentándose es sospechoso de malignidad.

La de D de diámetro en cáncer de piel eso importa mucho. Hasta 6 milímetros es normal, si es más de 6 hay que sospechar en una lesión Y la E es observar su evolución, si en poco tiempo ha crecido. Si está lacerado o ha cambiado de color, eso me debe sospechar que es maligno. Dos o más parámetros que yo encuentre como sospechosos hay que consultar inmediatamente con el médico, sea general, internista, dermatólogo pero idealmente el cirujano oncólogo de piel y tejidos blandos. No es recomendable acudir a los cirujanos estéticos porque si resulta ser cancerígeno, es peligroso.

-¿Su aplicación también hay que tomarla en cuenta?

Si, por ejemplo si yo trabajo en una zona de campo, tanto en un bosque como a tajo abierto, o incluso si voy al mercado, a la piscina debe aplicarse por lo menos 20 o 30 minutos antes de salir a la exposición, porque si lo aplico y salgo inmediatamente al mar o la piscina no se logra que la piel lo absorba y genere el efecto protector. Además se debe reaplicar cada dos horas, por supuesto lavándose primero la piel, se seca y aplica el bloqueador. Lo mismo sea en la piscina, el mar.

Por Margarita Rosa vega

COMPARTIR     Twittear Compartir