Peligrosa actividad delictiva

Peligrosa actividad delictiva
Foto: Andina.

No es novedad que muchas de las víctimas de los asaltantes tengan que negociar para recuperar sus preciados bienes, como está ocurriendo en Sullana. Los taxistas y motociclistas víctimas de los ladrones, ante la ineficiencia policial, terminan por transar con sus verdugos, alimentando peligrosamente una actividad que se va extendiendo en varias ciudades.

La modalidad es simple. Los delincuentes asaltan a los ciudadanos y les roban sus herramientas de trabajo. A pesar de la denuncia policial, los asaltantes se las ingenian para contactar y extorsionar a sus víctimas, y en algunos casos ni siquiera les devuelven el bien y terminan por perder dinero y vehículo. Hay muchos casos.

Lo preocupante de todo esto es que la actividad se ha convertido en un negocio redondo para los delincuentes. Un dinero fácil y rápido, con lo cual el número de asaltos va en incremento, pues algunos ni siquiera llegan a las puertas de las comisarias, porque las víctimas –que ya saben el modus operandi- prefieren pagar y recuperar su vehículo, antes que pasar por la penosa angustia de esperar sin esperanza.

Así están las cosas y no sabemos qué esperan las autoridades para pararlo


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.