Estafadoras de Wall Street

Estafadoras de Wall Street
Estafadoras de Wall Street

Información de la película

Jennifer Lopez protagoniza la película basada en hechos reales sobre strippers que drogaban a clientes.

“¿No te excita el dinero?”. Esta es la premisa en la que se basa la mitad de la película; la otra, la vida oculta de las strippers de un nightclub: sus familias, sus sueños, sus grandes amores…

«A Jennifer Lopez la vemos como nunca antes la habíamos visto en el cine. Wu demuestra que tiene algo más que carácter para la comedia, en tanto Lili Reinhart (sí, la actriz de Riverdale) y Keke Palmer (la niña de Akeelah y las letras) hacen más que meras acompañantes en esta comedia dramática a la que tanta campaña a favor hace que las expectativas con las que se entra a verla, tal vez, terminen devaluándola, bajándole la propina», comenta Pablo Scholz, crítico de cine en Clarín.

Tiene un guion inteligente, una historia que engancha y entretiene desde un punto de vista humano. Sin embargo, no es una obra de arte como algunos la han calificado. Aún así, merece la pena verla.

Por Marianne Paulet

  • Clasificación:
    R
  • Género:
    Vida real, Comedia, Drama.
  • Dirigido por:
    Lorene Scafaria.
  • Escrito por:
    Lorene Scafaria.
  • En los cines:
    Cineplanet, Cinemark y UVK
  • Taquilla:
    $139 900 228
  • Tiempo de
    ejecución:
    110’
  • Estudio:
    STXfilms.

Críticas de cine

Buen enfoque de género

"...es una película muy entretenida e interesante que vale la pena ver para hombres y mujeres, siempre con la perspectiva de género que involucra una historia de este tipo".

Luis Mario Muñiz
Crítico de cine en Cine FX

Buena actuación de JLo

"Se siente como 'El lobo de Wall Street', estas chicas pueden ser tan malas como los chicos, e infinitamente más encantadoras, en esta película con una actuación impactante de Jennifer Lopez".

J. Don Birman
Crítico de cine de Splash Report

Entretenimiento superficial

"Si bien es superficialmente entretenido, esta historia de la vida real de los bailarines de regazo que drogaron a sus clientes y agotaron sus tarjetas de crédito es, como visitar un club de striptease, en última instancia, un poco deprimente".