PAL: el scooter eléctrico con inteligencia artificial

PAL: el scooter eléctrico con inteligencia artificial

PAL es apenas un prototipo, pero no uno cualquiera, ya que fue diseñado por Benjamin Hubert, del estudio de diseño londinense Layer. Hubert creó toda una pieza de arte, que no luce nada barata y que integra un amplio abanico de elementos tecnológicos preparados para el futuro.

PAL fue presentado durante la Design Week en Milán y, a pesar de ser apenas un prototipo, NIO quiere que sirva como una mirada al futuro de la compañía, en el que imaginan un vehículo “inteligente, flexible y sostenible”.

Una de las primeras y más llamativas características de PAL es su sistema magnético frontal, el cual sirve para acoplar accesorios que van desde una cesta para la compra o una mochila, hasta un estuche e, incluso, una batería adicional. Según sus creadores, este concepto modular permitirá en un futuro añadir nuevas funcionalidades que amplíen las capacidades de esta patineta.

Tanto el chasis como la estructura de este patinete han sido construidos con fibra de carbono recubierta de grafito, mientras que la tabla es de madera, lo que hace que se destaque del resto de opciones que hay hoy en el mercado.

PAL también cuenta con luces LED frontales en la parte inferior, así como luz de freno en la parte trasera. En el manillar tenemos una pantalla que nos mostrará la velocidad, nivel de carga y kilómetros disponibles, además de un solo botón de arranque.

No tiene un botón o mecanismo para acelerar o ajustar la velocidad, ni siquiera para frenar: su operación se basa en algo similar a los Segway o los hooverboards, en los que el peso que ejerzamos con nuestro cuerpo servirá tanto para acelerar como para frenar y hasta dar giros.

Datos

* Se podrá conectar a nuestro smartphone a través de Bluetooth, desde donde podremos calcular rutas y tener acceso a estadísticas y otras funciones.

* NIO señala que PAL contará con machine learning para estimar el consumo energético de acuerdo a los hábitos del usuario.

* La patineta es de NIO.

COMPARTIR     Twittear Compartir