Paita

Paita

Es la ciudad del departamento más antigua, vapuleada por los piratas, abandonada por los sucesivos gobiernos, pero que aún mantiene restos de su grandeza con una arquitectura muy propia del siglo XIX que poco a poco va desapareciendo.

Cartagena de Indias, puerto contemporáneo y probablemente mellizo de Paita, de tanta importancia para Colombia como lo es Paita para Perú, fue totalmente restaurada en su casco antiguo y hoy es el centro turístico más importante de nuestra hermana república. Estuve allí y, realmente, solo da envidia.

Hace unos días visité Paita, mi tierra, la verdad es que es para ponerse a llorar, está totalmente abandonada y en vez de restaurar están cometiendo unos crímenes arquitectónicos como en el malecón, el municipio y en algunas casas, que realmente hablan muy mal de las autoridades. No debemos olvidar que ha sido ya, hace tiempo, declarado como monumento histórico todo el casco antiguo.

Si tengo que echar la culpa a alguien, no dudaría en nombrar al Ministerio de Cultura. Nunca un ministro de esta rama, desde su creación, ha visitado nuestro principal puerto y por supuesto nunca se ha dedicado un centavo para iniciar, lo que podría ser, la mejor inversión que se haga en la Región.

Del Gobierno Regional mejor no digo nada, pues de lo que hay actualmente no puede esperarse nada en lo que se refiere a la cultura. Como una anécdota, contaré que tuve el atrevimiento de participar en una reunión en el centro de convenciones de la Región en la que se iba a firmar un convenio entre el anterior ministro de Cultura y el presidente regional. Asistencia enorme, después me di cuenta que era lo que llaman la portátil. Después de besos y abrazos entre los representantes y discursos de alabanza mutua se firmó el convenio. Tuve curiosidad de ver de qué se trataba y era uno que ya se había firmado con anterioridad con otra autoridad y que ahora ya debe estar en el tacho de basura, no obstante que se refería al antiguo colegio de San Miguel, que, seguramente, en la próxima lluvia desaparecerá. Alguien cree que se pueda contar con él.

Por favor hagamos algo por Paita, recuperemos su grandeza de cuando había 16 consulados, donde operaban más de doscientos balleneros, cuando Grau era su diputado, cuando personajes importantes lo tomaban como lugar donde pasar los últimos años.


Escrito por: Luis Zegarra Caminatti
COMPARTIR     Twittear Compartir

Luis Zegarra Caminatti

Luis Zegarra Caminatti

Expresidente de Excorpiura