La táctica del doble discurso

El presidente Pedro Castillo (lo demuestra reiteradamente) adolece de capacidad dialéctica básica y también de habilidad discursiva para ordenar el mensaje, pues cuando lo intenta se pierde en los ver...

La táctica del doble discurso
Tiempo de lectura: 3 minuto(s) aprox.
El presidente Pedro Castillo (lo demuestra reiteradamente) adolece de capacidad dialéctica básica y también de habilidad discursiva para ordenar el mensaje, pues cuando lo intenta se pierde en los vericuetos de la contradicción y la cantinflada. Pero más allá de ese cuestionable vacío –tan elemental para ocupar un cargo político de alta responsabilidad-, preocupa la contradicción y la ambigüedad que esconden sus mensajes. En efecto, Castillo parece haber encontrado en el “doble discurso” la herramienta eficaz para hacerse el “muertito”, confundir o engañar a los peruanos. Por un lado invita y promete seguridad a la inversión, pero sigue con la cantaleta de la Constituyente y el cierre de minas. Jura que está llano a las investigaciones que se le siguen por liderar una supuesta “organización criminal”, pero intenta, con todos los argumentos de la “leguleyada”, obstaculizar y paralizar las investigaciones. Prometió no más pobres en un país rico, pero el 45% de los peruanos van camino a la pobreza… la contradicción y este modus vivendi, adoptado por Castillo, hace rato dejó de ser un objeto de burla para convertirse en una peligrosa ambigüedad que preocupa.
Síguenos en nuestras redes sociales:
Síguenos:

Más en Opinión