La impunidad como marca del actual congreso

La expresión popular “otorongo no come otorongo” acuñada hace muchos años sigue más vigente que nunca en el Congreso...

La impunidad como marca  del actual congreso
Foto: El Tiempo.
Tiempo de lectura: 2 minuto(s) aprox.

Con el cierra filas que han hecho los integrantes de la comisión de Ética al blindar, por enésima vez, a uno de sus miembros: el presidente de esta institución, Alejandro Soto, beneficiado con la ley 32751, que reduce el plazo de prescripción de delito, y ahora último por el caso del de sus trabajadores que pagaban con su sueldo publicidad en su favor, así como la contratación de la hermana de su expareja.

PUEDES LEER ► Una buena noticia en Piura: Ministerio aprueba convocatoria 44 para Bono de Arrendamiento de S/ 500

De nada sirven las ‘Comisiones Investigadoras’ porque al final Soto salió bien librado, tan igual como han sido blindados los llamados ‘Niños’; los ‘mochasueldos’ y, seguramente, también lo harán los 13 viajeros que se fugaron a Rusia sin pedir permiso y en plena semana de representación.

PUEDES LEER ► Bono Mujer Power 2023: ¿Cómo saber si existe este subsidio con LINK de consulta?

Esta actitud de los congresistas frente a todo acto de corrupción sienta un pésimo y peligroso precedente; es como si a ellos no les interesara la institucionalidad ni la moral, por tanto, sus actos no tienen -según ellos-, consecuencias legales ni éticas. Es decir, la corrupción e impunidad se han convertido parte inseparable de la labor congresal y la política.

Síguenos:

Más en Opinión