Hola, Buenos Días: La fuga cantada de Vladimir Cerrón

El caso Cerrón resulta escandaloso porque después de tres horas de la sentencia, recién se le notifica a la Policía para su detención.

Hola, Buenos Días: La fuga cantada de Vladimir Cerrón
Hola, Buenos Días: La fuga cantada de Vladimir Cerrón
Tiempo de lectura: 2 minuto(s) aprox.

Parece que la justicia en el Perú, para quienes tienen poder político o económico, es benévola, indiferente y hasta groseramente lenta. Eso lo corrobora el caso de Vladimir Cerrón, quien tras su sentencia a pena efectiva, desapareció como por arte de magia y hasta ahora nadie da razón de su paradero. Igual sucedió hace un tiempo con los sobrinos de Pedro Castillo (hasta ahora no los encuentran) y también con el excongresista piurano Wilmar Elera.

PUEDES LEER ► Hola, Buenos Días: ¿El nuevo club de los ‘otorongos’?

El caso Cerrón resulta escandaloso porque después de tres horas de la sentencia, recién se le notifica a la Policía para su detención, tiempo suficiente para que el líder de PL agarre maletas y desaparezca. Se especula que habría pedido asilo en Bolivia o estaría buscando otras opciones donde fugar porque es “un perseguido político”.

Lo normal en un caso como el de Cerrón es que la Policía esté presente en la lectura de sentencia para que inmediatamente le eche el guante. Aquí la negligencia o la manipulación de la justicia ha sido evidente y se inició en la Fiscalía que debió solicitar la presencia policial. Hoy es tarde y no se descarta que Cerrón aparezca en algún país aliado del comunismo y desde allí insista en su inocencia.

VIDEO RECOMENDADO

Síguenos:

Más en Hola, Buenos Días