Editorial: Que la enfermedad no nos coja desprevenidos

Piura es una región endémica, es lógico que se requiera médicos competentes para estos tratamientos.

Editorial: Que la enfermedad no nos coja desprevenidos
Piura es una región endémica, es lógico que se requiera médicos competentes para estos tratamientos.
Tiempo de lectura: 2 minuto(s) aprox.

Es positivo que la Diresa haya emprendido una campaña de capacitación “forzosa” para los médicos de la región en el tratamiento del dengue, toda vez que la última crisis sanitaria nos dejó cuantiosos muertos y una moral alicaída, una certeza no explicitada de que las enfermedades parecían superar la ciencia de nuestros galenos.

PUEDES LEER ► La tragedia de ‘júpiter’ y la realidad regional

Aún así, incluso si lo anteriormente dicho fuera cierto, los profesionales de la salud tienen la obligación de no bajar la cabeza ni la guardia, sino reconocer que las circunstancias actuales los obligan a desarrollar o depurar sus habilidades. ¿Cuántas personas, cuántos piuranos, murieron a causa del dengue en este año? Fueron 146 hasta el 16 de setiembre. Ya que Piura es una región endémica, es lógico que se requiera médicos competentes para estos tratamientos. No obstante, es conocido entre los profesionales de salud que los médicos son los últimos en inscribirse a los cursos que ofrecen las instituciones públicas, armadas o privadas. Las enfermeras, los técnicos y demás sí se preparan, pero existe una tendencia al “aburguesamiento” y a la satisfacción prematura en un sector del gremio. ¿O serán los escasos tiempos libres, las guardias extenuantes y el costo de las preparaciones?

La estrategia de la capacitación considerada dentro del horario laboral es oportuna para impedir las excusas. También lo es la conminación a capacitarse para poder ser contratados en las áreas de tratamiento del dengue, tomando en cuenta que tenemos un ejército de, aproximadamente, 1.500 galenos, los cuales deben ser aprovechados -es decir, dirigidas sus habilidades hacia el bien del mayor número posible-. Creemos que este tipo de medidas deberían extenderse a la capacitación para el combate de otras dolencias igualmente preocupantes. ¿Olvidamos acaso que la COVID-19 y su nueva variante están, otra vez, a la vuelta de la esquina? Precisamente ahora, cuando los servicios públicos de salud son juzgados inmisericordemente y el trabajo de los profesionales de salud, malentendido y demonizado por quienes confunden las humildes postas de nuestro país con las clínicas de las películas, es que el fortalecimiento de la atención médica se vuelve más necesario y urgente. No deseamos una nueva crisis sanitaria, pero si ésta llegara, ¿cómo nos encontraría? ¿Cómo quisiéramos que nos encuentre?

VIDEO RECOMENDADO:

Síguenos:

Más en Editorial