Editorial: Mucho ojo con la emergencia
septiembre 19, 2023
Autor: Redacción El Tiempo

Compartir:

El Gobierno por fin declaró la emergencia por inseguridad en Sullana y otros puntos del país. Sin embargo, no estamos demasiado agradecidos: a pesar del clamor popular y del crecimiento escandaloso de la criminalidad, la gestión de Dina Boluarte solo accedió a este pedido popular cuando se llegó a la increíble y siniestra suma de 95 asesinatos en la región Piura y 36 homicidios cometidos en Sullana entre enero y setiembre.

Para mal de quienes celebran esta medida tantas veces reclamada al Ejecutivo, y para bien de quienes no se dejan confundir por las “buenas” intenciones de Palacio, esta declaratoria llegó cuando la situación pasó de ser incontrolable a catastrófica… y de catastrófica a conveniente. En los precisos momentos en que la crisis política se vuelve contra los inquilinos de las instituciones y los cuestionamientos salpican y embarran a congresistas, ministros y presidenta por igual, Dina Boluarte recordó que los sullaneros existían y que merecen vivir en paz. 

PUEDES LEER ? Editorial: Piura abandonada y sin sanción a culpables

¿Hace cuánto tiempo diversas provincias de la región y del país claman por medidas de excepción frente al hampa? ¿Hace cuánto tiempo vivimos en una zona liberada de la vigilancia policial y tomada por la delincuencia nativa y extranjera? ¿Hace cuánto que nuestras autoridades se hacen de la vista gorda y miran mendigantes a Lima? ¿Cuántos jefes policiales han pasado por esta tierra solo para quejarse de su escasa dotación de efectivos? ¿Por qué ahora sí y antes no era posible escuchar el reclamor de la ciudadanía? 

La prueba de nuestro escepticismo es que esta declaratoria no viene con un plan detallado, solo las habituales restricciones o suspensión de los derechos fundamentales. Nuestra mirada crítica a la declaratoria, no obstante, no implica que pretendamos desconocer su utilidad si viene acompañada de medidas concretas de mediano y largo plazo: no basta con declarar en pausa la inviolabilidad de domicilio y decretar toques de queda; es preciso el reforzamiento de la capacidad policial, más agentes, mejoras sustanciales en la logística de patrullaje, apuesta real y con inversión por la inteligencia policial. De otra manera, la emergencia será una experiencia fallida, revelaría la debilidad del Ejecutivo para proteger a la ciudadanía y lo obligaría a volver una y otra vez sobre la misma estrategia, si se le puede denominar así.  

VIDEO RECOMENDADO

Más populares