Editorial: Mucho cuidado con normalizar la violencia

De acuerdo a las primeras investigaciones, hasta el momento el exenamorado, era el presunto autor.

Editorial: Mucho cuidado con normalizar la violencia
Foto: El Tiempo.
Tiempo de lectura: 2 minuto(s) aprox.

Pocas semanas antes del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres”, un sujeto con evidente conducta violenta asesinó a una joven maestra en Sechura, presumiblemente cuando ella se negó a continuar con él una relación sentimental, a todas luces, malsana y tóxica.

PUEDES LEER ► Revelan retraso en canal Chutuque que disminuiría el riesgo de inundación en Piura

De acuerdo a las primeras investigaciones, hasta el momento el exenamorado, detenido ayer en la madrugada, era el presunto autor, aunque todavía no se descarta que tuvo uno o más cómplices. Sin embargo, de la misma manera como nada -ni los veinte años de cárcel que se le impondría al feminicida- le devolverá la vida a la docente de inicial, la enfermedad extendida en nuestra sociedad, esa cultura de violencia que tiende a normalizar hasta los delitos más execrables, no se curará con simplemente escandalizarnos y seguir con nuestras vidas.

PUEDES LEER ► Dictan prisión preliminar para presunto asesino de Elizabeth Querevalú

La responsabilidad de ese cáncer cada vez más complicado llamado violencia contra las mujeres, es compartida por todos los que forman parte de esta sociedad, desde los padres que se niegan a compartir su tiempo con sus hijos, a jugar, divertirse y solucionar problemas en forma pacífica; hasta las autoridades del Estado que dicen combatir la violencia contra las mujeres pero se contradicen haciendo campañas que no rinden fruto o emitiendo leyes, decretos o sentencias a favor de los maltratadores.

PUEDES LEER ► Dina Boluarte anuncia shock de inversión pública y privada en Perú

Aplicar la justicia es solo una parte de la medicina; la otra es la prevención. Se ha dicho hasta la saciedad que la pandemia y las crisis de todo tipo han incrementado los casos de violencia: Defensoría ha registrado en el país 392 notas de alertas de niñas, adolescentes y mujeres desaparecidas, pero en las comisarías se sigue restando gravedad a estos casos, como acaba de ocurrir en Sechura.

PUEDES LEER ► Retiro AFP 2023: En tres semanas podrán retirarse 4 UITS

Ciento dieciocho feminicidios ocurrieron en lo que va del año en el país y aquí no se incluyen los no denunciados ni los maltratos, acoso, tocamientos o violación consumada, pero callados para “mantener la buena imagen” de familia, colegio o institución donde se comete el delito, o porque las víctimas desconfían de la eficacia de las instituciones. ¿Cómo confiar si al acudir a denunciar, la autoridad no cree que sea grave? Solo cuando se apueste por cambiar patrones erróneos y se promueva en las familias y en la sociedad una vida libre de violencia, Piura dejará de ocupar los primeros lugares en maltratos a la mujer.

Síguenos:

Más en Opinión