Únete al canal de WhatsApp de El Tiempo

Editorial: el futuro de Piura en manos de los piuranos
mayo 8, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

De alguna manera, en los primeros días de esta fase crítica de la pandemia los piuranos estuvimos negándonos a aceptar que enfrentábamos un fenómeno extraordinario para el que el mundo no estaba preparado y que, por tanto, obliga a cambiar y adoptar hábitos, como el de la comida saludable, la lejía, jabón, alcohol, el distanciamiento social; y todos trabajando bajo riesgo.

Importa concientizarse: ese día en que “todo volverá a ser como antes” nunca llegará. Aceptémoslo.

La amenaza del virus ha desnudado ante nuestros ojos no solo aquellas fallas de siempre que afloran en cada emergencia -falta de autoridad, irresponsabilidad, fácil colapso del sistema de salud, etc.-; también nos recuerda la urgencia de enfrentarnos contra algo realmente nunca antes visto, un enemigo letal que llegó para quedarse, al menos hasta convencernos de la necesidad de adaptarnos a una nueva normalidad.

Se equivocan quienes creen que la solución a la incertidumbre, al aún inalcanzable pico del contagio, es exigir que todo lo haga el presidente de la República, los policías o soldados.

Tal como lo dijo el jefe de Estado, llegar al ansiado fin de la pandemia es responsabilidad de todos y cada uno de los ciudadanos.

En esta etapa de la crisis, cuando se hace cada vez más difícil elegir entre ampliar la cuarentena o rescatar a la moribunda economía, el papel de los ciudadanos para alcanzar la otra orilla sin que el barco se hunda es primordial.

Si en anteriores desastres nos quejamos, nos hicimos los locos hasta que el azar y con el paso del tiempo nos anestesiaron con la cultura del aguante, esta vez es diferente.

Los yerros de todos y cada uno de los piuranos, las fallas de las autoridades nacionales y regionales, los desacuerdos entre niveles de Gobierno, no solo nos pasan factura: el riesgo nunca antes experimentado nos interpela, nos amenaza, nos causa indignación y sentimientos de indefensión por falta de camas UCI, oxígeno, medicamentos, mascarillas, gracias a la negligente imprevisión.

Si nunca estuvimos preparados para desastres menores, menos aún para esta ola de muerte que nos ahoga.

Nunca como hoy nuestro futuro depende de cada piurano. Aplicar el “sálvense quien pueda” sería catastrófico.

La única vacuna para resistir es cuidarnos, ayudarnos unos a otros.

Más populares
[imagen_perfil_autor]
Victor Palacios
Editor web de El Tiempo y La Hora. Periodista y fundador del equipo digital del diario El Tiempo. Comunicador con experiencia en Marketing Digital, Data Analyst, SEO, Web Design, Email Marketing e Ecommerce.
[linkedin_autor]