Oberammergau, el pueblo que celebra la pasión de Cristo cada 10 años

Oberammergau, el pueblo que celebra la pasión de Cristo cada 10 años

Cada 10 años, los ciudadanos de Oberammergau, un pueblo alemán, celebran la Pasión de Cristo de la Semana Santa más famosa del mundo. La última se suspendió por la pandemia y tendrá lugar este 2022.

Ubicado en el bello y montañoso distrito de Garmisch-Partenkirchen, en la Alta Baviera, al sur de Alemania, el pueblo de Oberammergau celebra la Pasión de la Semana Santa más famosa del mundo.

Del 14 de mayo al 2 de octubre dos mil de los cinco mil habitantes del pueblo bávaro, de todas las edades, ofrecerán 103 representaciones de cinco horas cada una. Se han preparado para ello durante dos años y participar en la representación es un orgullo y una tradición familiar.

El elegido para el papel de Jesucristo se deja crecer la barba y el pelo durante al menos un año para lograr la mejor caracterización. Este año es una ocasión pintada para contemplar este espectáculo único.

 Patrimonio de la Humanidad

En el año 1633, durante una epidemia de peste, los habitantes del pueblo juraron llevar a cabo una escenificación periódica de la Pasión de Cristo si eran protegidos de la enfermedad. Este hecho fue el origen de la hoy mundialmente famosa tradición, que se realizó por primera vez en 1634.

Esta representación teatral bíblica, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, atrae hasta medio millón de espectadores de todas partes del mundo. Los habitantes del pueblo presentan los últimos cinco días de la vida de Jesús en más de cien representaciones, transformando Oberammergau en el mayor escenario al aire libre del mundo.

Además del drama, la música, con arias y números corales tanto dramáticos como contemplativos, también desempeña un papel importante. Refleja el sufrimiento y se basa principalmente en las composiciones de Rochus Dedler (1779-1822).

Participa todo el pueblo

El Obra de la Pasión de Oberammergau traer a la mitad del pueblo al escenario. Alrededor de 2.000 de los 5.000 habitantes, independientemente de su edad, participan como actores, extras o tramoyistas. Participar en la Pasión es una tradición familiar. Si el abuelo estaba allí, también lo están el padre y el hijo.

Muchos de los actores principales se toman vacaciones durante los meses de la Pasión o reducen su horario de trabajo. Es una fiesta de fe que une a todo un pueblo.

Con información de Germany Travel y 20 minutos.

COMPARTIR     Twittear Compartir