Editorial: Descuidar medidas nos pasaría factura

Editorial: Descuidar medidas nos pasaría factura

Se advirtió en su momento. Pero, como ya es costumbre en la era castillista-cerronista, se ignoró el clamor del pueblo y se priorizó un manejo político del sector poniendo a un charlatán al frente del Minsa, sacrificando lo avanzado en la vacunación durante la gestión de Hernando Cevallos.

Castillo prefirió su “sagrado deber” de darle a Cerrón su cuota de poder para que haga y deshaga en el Minsa, descuidando la lucha contra la pandemia. A pesar de las noticias sobre el incremento de contagios por las subvariantes de ómicron en China, Argentina, Bolivia, etc., el Gobierno se dedicó a desacelerar la vacunación, relajar medidas -como autorizar el uso optativo de la mascarilla en Lima-. En Piura, EsSalud envió a su casa masivamente a los profesionales que gracias a su experiencia ganada en más de dos años de lucha contra la pandemia, han salvado vidas y nos dieron varios meses de tregua.

El GORE, por su parte, no solo no ha renovado contrato a valiosos profesionales que en su momento fueron la primera línea de combate, sino que -todo parece indicar- una de sus prioridades fue recaudar “colaboraciones” de algunos trabajadores de la Diresa para la campaña electoral de candidatos de Fuerza Regional.

Las consecuencias de esta negligente falta de previsión en los diversos niveles del Estado les pasarán factura como siempre a los ciudadanos cuando ingrese con fuerza a Piura -si es que no lo ha hecho ya- la nueva subvariante que nos encontrará distraídos.

Mientras el GORE se distrae defendiéndose de los audios comprometedores sobre presunto cobro de cupos en la Diresa para el partido del gobernador, en la mayoría de negocios, incluidos centros comerciales y mercados, ya no se pide carné de vacunación y cada vez más comerciantes y clientes hablan, pregonan, tosen, se ríen teniendo el barbijo debajo de la quijada.

Esta vez el virus nos encontrará sin poca capacidad de reacción, al no contar con suficiente personal, sino con un alto porcentaje de población indefensa. No olvidemos que la desaceleración de la inmunización encontró a los piuranos cuando faltaba mucho para alcanzar el 80% de población con sus tres dosis de vacunas.

Solo es cuestión de tiempo para que un aumento de casos y una cuarta ola ponga fin a la tregua. Señor ministro y señor gobernador; ¿Cuál es el plan?

 


Síguenos en nuestras redes sociales:

COMPARTIR     Twittear Compartir