No solo con fumigación se mata al zancudo

No solo con fumigación se mata al zancudo

Era alentador ver a un contingente de 800 soldados quienes ayer cambiaron los pesados fusiles por 400 potentes máquinas termonebulizadoras, entregadas por el Ministerio de Salud y que se esperan libren batalla casa por casa contra el vector del dengue en los diferentes sectores la región.

Ahora hay 600 equipos disponibles para fumigación masiva para eliminar al transmisor del dengue en vuelo, que ya ha cobrado la vida de por lo menos 15 personas, según las estadísticas, aunque se sospecha de más muertes.

Sin embargo, no basta la fumigación. Para esta tarea se requiere conocer al enemigo, su periodo de incubación y estratégicamente atacar a los criaderos de larvas y huevos, cuya tarea no se logra solo fumigando sino con prevención y es allí donde la población tiene participación y responsabilidad.

Si no abren sus casas a los voluntarios y se elimina cualquier resto de agua en recipientes, estos seguirán siendo potenciales criaderos del vector, con lo cual, una vez termina la fumigación, una nube de zancudos volverá a tomar el lugar de los caídos en vuelo, en un círculo vicioso que ha inquietado a la población y puesto de cabeza a nuestro pobre sistema de salud.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.