Minedu: desaprobado en Matemática

Minedu: desaprobado en Matemática

El Minedu ha evidenciado ser pésimo en Matemáticas, a pesar que toda su política curricular y de evaluaciones censales gira en torno a darle a las Matemáticas el estatus de área superior del sistema, tal como se expresa en su vocación de hacer de las ECE y PISA sus referentes de calidad de la educación. Pero el Minedu ha evidenciado que ni siquiera saber sumar, porque sistemáticamente 1+1 le sale cero. Veamos:

Minedu segmenta las áreas, pero espera que los alumnos integren. Asigna competencias diferentes a cada área, pero aspira a que éstas sean transversales.

Minedu prioriza las matemáticas en las evaluaciones y asignación de horas de clase, en notorio desmedro por ejemplo del arte o ciencias de la computación, pero aspira a que los alumnos reciban una educación integral y que sean ciudadanos digitales.

Minedu pone énfasis en la evaluación de resultados (vía pruebas y notas en las actas) pero propone una evaluación integral de proceso

Minedu invoca a estándares e indicadores de logro y desempeño a lograr por igual por todos los alumnos, pero sostiene que su política es inclusiva y de respeto a la diversidad.

Minedu tiene éxito en producir fracasados, porque el índice de no aprendizajes supera largamente al de los aprendizajes

Minedu plantea que la actividad escolar de los alumnos en el mundo virtual debe ser respetuosa de los procesos y realidades particulares a ese mundo, pero mantiene el mismo currículo, criterios de evaluación para evidenciar aprendizajes, número de horas de clase que el modo presencial, incluyendo sanciones para quienes no lo cumplen.

Minedu hace las veces de padre autoritario, distante, impositivo y represivo para el sistema, pero aspira a que los colegios cultiven la vocación por la paternidad y maternidad responsable, la creatividad, el espíritu emprendedor.

Minedu mantiene una relación vertical, autoritaria, represiva, controlista, sancionadora con los colegios, pero sostiene que hay que educar hacia la autonomía, el pensamiento crítico y la ciudadanía responsable y democrática.

Si el Minedu deseara realizar sus propósitos teóricos, debiera empezar por deconstruir todas las inconsistencias que lo impiden y dar paso a la innovación, que dicho sea de paso, no se puede imponer desde el Minedu hacia abajo sino todo lo contrario. Las que innovan son las instituciones, en base a sus recursos, motores internos y contextos específicos.

El Minedu debiera ser la caja de resonancia y no la camisa de fuerza que las inmoviliza.


Escrito por: León Trahtemberg
COMPARTIR     Twittear Compartir

León Trahtemberg

León Trahtemberg

Educador y columnista de diversos medios de comunicación. Es miembro del Consejo Nacional de Educación desde el año 2002. Ha publicado 16 libros sobre Educación Peruana. Recibió las Palmas Magisteriales en grado de Amauta, máxima condecoración otorgada por el Ministerio de Educación del Perú (2001).