Microcomercialización de drogas es un problema creciente en región Piura

Microcomercialización de drogas es un problema creciente en región Piura

Si bien el sábado pasado en la caleta La Tortuga, la Policía decomisó dos toneladas y 134,8 kilos de clorhidrato de cocaína -cuyo destino era Estados Unidos-, los especialistas se muestran más preocupados por el aumento de la micromercialización de droga en la región.

“El puerto de Paita es un punto importante para el narcotráfico de alto nivel, pero también hay que tomar en cuenta la microcomercialización de drogas en Piura urbana, que en los últimos años se ha incrementado de manera importante y está mellando en el futuro de los jóvenes. Hay una microcomercialización subterránea, donde la Policía hace operativos, pero no logran erradicar estos puntos de venta”, advirtió el sociólogo Edison Torres.

Por otro lado, el también sociólogo Héctor Castro manifestó su preocupación porque estos criminales están mejorando su logística y encuentran nuevas rutas para comercializar la droga. Asimismo, lamentó que el sistema de justicia no logre luchar contra este problema por la corrupción existente en las instituciones.

“Se conocen cuáles son los puntos de venta, se conoce quiénes están comprometidos en el narcotráfico, pero las autoridades -el Poder Judicial, la Policía, las Fuerzas Armadas- se hacen de la vista gorda. Piura necesita, sin corrupción, tomar medidas drásticas porque donde hay narcotráfico hay miseria, no hay desarrollo porque la corrupción impide que una sociedad evolucione”, declaró.

Los consumidores

El psicólogo Marco Magán explicó que ahora la edad en la que una persona se estaría iniciando en la droga ya no es a los 13 años, sino a los 11; por eso considera que se ha incrementado el número de consumidores y la frecuencia de consumo.

“No hay una sola razón por la cual los jóvenes consuman droga: puede ser por relaciones disfuncionales con los padres o incluso puede ser por un factor genético. Lo cierto es que, una vez que entran en la droga, es difícil que salgan”, comentó Magán.

Por su parte, la Dirección Regional de Salud (Diresa) ofreció datos oficiales sobre la problemática: en la región reportaron 600 atenciones por año en lo que respecta a mujeres con adicción y 1.600, en varones.

“Lo más frecuente en mujeres es el consumo de pastillas. En segundo lugar, está el alcohol; luego la marihuana y, después, otras sustancias, como pasta básica de cocaína y clorhidrato de cocaína”, indicó la médico psiquiatra de la Diresa, Betty Misaico.

COMPARTIR     Twittear Compartir