¿Cuál es la mejor hora para hacer ejercicio? Esto dice la ciencia

¿Cuál es la mejor hora para hacer ejercicio? Esto dice la ciencia

El ejercicio es beneficioso en todas sus variopintas formas, ya que incluso puede salvar vidas, pero existe un momento óptimo para realizarlo, según sugiere un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Northwestern (EE.UU.). ¿Cuál es la mejor hora?

Los científicos llevaron a cabo un experimento con roedores, estudiando las células musculares de los mismos y centrándose específicamente en su reloj interno o ritmo circadiano. Los primeros experimentos determinaron que interrumpir el reloj interno genéticamente obstaculizaba la capacidad de las células para quemar “combustible” como el azúcar y la grasa en respuesta a bajas concentraciones de oxígeno (vital cuando hacemos ejercicio intenso).

Otros experimentos con ratones revelaron que las primeras horas de la mañana en un periodo de vigilia normal eran las más idóneas para que la realización del ejercicio físico fuese más eficiente. Teniendo en cuenta que los ratones son animales nocturnos, los investigadores creen que este hallazgo podría aplicarse a la inversa en los seres humanos.

“Al manipular genéticamente el reloj, nos dimos cuenta que había profundas alteraciones en el músculo. El oxígeno y el reloj interno están realizando un baile juntos dentro de las células musculares para producir energía, y la hora del día determina qué tan bien está sincronizada esta danza. La capacidad de una célula para realizar sus funciones más importantes, variará de acuerdo con la hora del día”, explica Joseph Bass, líder del trabajo.

Otro estudio

Un reciente estudio científico de la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad de Kansas, descubrió que las personas que hacían ejercicio por la mañana, lograron perder más peso que los que lo hacían durante la tarde. Los participantes que ejercitaban antes del mediodía, bajaron más kilos que aquellos que lo hicieron después de las tres de la tarde.

También plantearon una posible estrategia para bajar de peso efectivamente: ayunar antes de hacer ejercicio. No comer antes de ejercitarse puede reducir la cantidad de alimento que ingerís durante todo el día.

El estudio estadounidense reveló que la decisión de desayunar o no antes de ejercitarte por la mañana puede influir en cómo cada persona se relaciona con la comida durante el resto del día. Esto puede generar efectos diferentes en cada uno de ellos. Por eso, resulta clave consultar a un nutricionista antes de tomar medidas drásticas que puedan perjudicar la salud.

COMPARTIR     Twittear Compartir