Masacre en Texas: padres de Salvador Ramos piden perdón

Masacre en Texas: padres de Salvador Ramos piden perdón

El padre de Salvador Ramos, el pistolero de Texas que asesinó a 19 niños y dos maestros en la Escuela Primaria Robb el martes pidió disculpas por lo que hizo su hijo y comentó que el joven debería haberlo matado en su lugar.

El hombre de 42 años, que también se llama Salvador Ramos, habló con el Daily Beast y se dijo “arrepentido [por] lo que hizo mi hijo”.

“Nunca esperé que mi hijo hiciera algo así”, dijo Ramos. “Debería haberme matado, ya sabes, en lugar de hacerle algo así a alguien”.

El señor Ramos le dijo al medio que, debido a que trabajaba lejos de Uvalde, últimamente no había estado en la vida de su hijo. Agregó que también había estado lejos a causa de la pandemia porque no quería exponer al virus a su propia madre, que padece cáncer.


Puedes leer: Piuranos pueden adquirir una vivienda con 100 soles en feria inmobiliaria


Las restricciones de COVID-19 tensaron la relación entre ambos y el joven de 18 años se negó a hablar con él hace aproximadamente un mes. Agregó, que no se habían visto desde entonces.

Pese a la masacre cometida por su hijo, que el martes por la mañana ingresó a la escuela primaria Robb a disparar indiscriminadamente contra quien se topara, Ramos sostuvo que su hijo “era una buena persona”. “Era una persona tranquila, encerrada en sí misma. No molestó a nadie. La gente siempre lo estaba molestando”, explicó.


Puedes leer: Frustran robo en pleno centro de Piura


Sufría bullying en la escuela

Salvador Ramos padre comentó que su hijo abandonó la escuela secundaria porque dijo que lo intimidaban por su ropa. Mientras que amigos y otros familiares han revelado que el joven había sido acosado durante la escuela secundaria y preparatoria por tartamudear y cecear.

Varios medios han señalado que el joven de 18 años tenía una mala relación con su madre, Adriana Reyes, quien supuestamente luchaba contra el consumo de drogas y había corrido a su hijo de la casa.

Adriana negó los problemas con su hijo, pese a que el abuelo de Ramos le dijo a ABC News que Salvador vivía con él y su esposa porque “tenía problemas” con ella.

Antes de cometer la masacre escolar en Uvalde, que dejó 19 niños y 2 maestras asesinadas, Salvador Ramos le disparó en la cara a su abuela de 66 años.


Síguenos en nuestras redes sociales:


COMPARTIR     Twittear Compartir