¿Más de lo mismo?

¿Más de lo mismo?

El próximo domingo son las elecciones congresales para un corto periodo, con las expectativas de todos los peruanos de construir un Perú mejor.

Las campañas de los candidatos se han caracterizado por ofrecimientos, muchos fuera de lugar, por no decir desatinados.

Creemos que una vez conocidos los resultados asistiremos a un inmenso circo mediático; voces que deplorarán por la elección de indeseables, por la no idoneidad de muchos y el inocultable sin sabor de la frustración, por comprender que estaremos obligados a respetar los resultados por nuestra vocación democrática.

Los felices serán aquellos que, como de costumbre, no pierden la oportunidad y gozarán de los réditos que obtendrán por “su apoyo voluntario y desinteresado” a los que respaldaron.

Ojalá que este nuevo congreso no caiga en el descrédito como el anterior, en el que pulularon corruptos, desvergonzados, mentirosos, etc. que abochornaba a la gran mayoría.

Lamentablemente, nuestras expectativas de cambio que los peruanos anhelamos no se alcanzarán sino se cuenta con gente idónea, pues, necesitamos líderes y peruanos probos para conquistar lo necesario en aras de mejorar nuestra débil democracia, la reforma multisectorial y erradicar la corrupción, que le aseguren a cada peruano una mejor calidad de vida.

Ahora depende de nosotros elegir nuestro destino, de lo contrario, los autores de inconductas previsibles nos culparán por equivocarnos al elegir, y obligarnos a ser testigos sufrientes de un escenario para recibir la horrible medicina de más de lo mismo por nuestra imperdonable culpa, y la de quienes por un acto de audacia, digna de mejor causa, se lanzaron portando la engañosa frase que ni ellos mismos la creyeron: que lo hicieron para servir al pueblo.


Escrito por: Samuel Ávalo Vargas
COMPARTIR     Twittear Compartir

Samuel Ávalo Vargas

Samuel Ávalo Vargas

Exdecano del Colegio de Abogados