Luis Abanto Morales y Boris Elkin

Luis Abanto Morales y Boris Elkin

A pesar de los homenajes, poco ha hecho la prensa en general y las instituciones culturales para aclarar el verdadero papel que jugó Luis Abanto Morales en la divulgación -exitosa- del clásico criollo “Cholo soy”. En vez de ello, los medios informativos y la cultura oficial se conforman con repetir versiones que en nada enaltecen la memoria del inolvidable cantautor recientemente fallecido, sino que lo rebajan al nivel de un inescrupuloso o un aprovechado.

La historia comienza en 1973, en el Festival de la Canción de Sullana en el que un jovencísimo Luis Abanto Morales concursa con una canción señalada como “de su autoría”: “Cholo soy”. A pesar de quedar en tercer lugar y quedarse la “Capullana de bronce” (reseña del diario “La Prensa” del 9 de enero de 1973), la canción marcó la identidad del artista y generaciones peruanas la adoptaron -por su factura sencilla pero de hondísimo significado- como un himno.

No obstante, dos años después aparece el primer cuestionamiento a la autoría de Luis Abanto Morales. La nota del suplemento “Estampa” de “Expreso”, publicado el 6 de julio de 1975, menciona públicamente al verdadero autor de la canción -que en realidad era un poema-: Boris Elkin, médico y poeta gauchesco y judío, nacido en Buenos Aires (Argentina) en 1905. El poema se llamaba “No me compadezcas” y no contiene la palabra “cholo”, sino “colla”.

Una semana después, el propio Luis Abanto Morales reconoció, en una carta enviada a “Estampa”, que la canción “no me pertenece en su letra, pero al respecto puedo decirle en honor a la verdad que un payador argentino, en agradecimiento a mis atenciones, me la concedió atribuyéndosela como propia para que yo le diera la línea melódica que transmitiera musicalmente el mensaje que encierra”.
A fin de no comprometer la entereza de Luis Abanto Morales, quien regaló a la música criolla peruana otros títulos fundamentales, urge que se haga justicia. Los “oficialistas” de la cultura deberían informar verazmente sobre este tema.

COMPARTIR     Twittear Compartir