Los ‘amigos’ de Irán en América Latina

Los ‘amigos’ de Irán en América Latina

La Guardia Revolucionaria de Irán ha proclamado, sin oposición política ni más protestas en las calles, el fin de la “contrarrevolución”, mote con el que ha calificado en bloque a los disturbios llevados a cabo contra el régimen teocrático de Hasan Ruhani.

Por supuesto, esta “paz” no ha sido gratuita: se ha construido sobre los cadáveres de 21 manifestantes y pisoteando la libertad de cientos de iraníes.

El modelo iraní, a pesar de sus crímenes, es admirado por un creciente grupo de jóvenes en Occidente, que ve en los modales fascistas de Ruhani y sus antecesores Jomeini y Ahmadineyad la clave política a seguir en esta mitad del mundo. En otras palabras, el régimen instaurado por los ayatolás es visto como una forma de organización gubernamental superior cuyo principal rasgo es su beligerancia frente a presuntas “amenazas externas” y un (supuesto) anticapitalismo que toma prestado un lenguaje emotivo (en el caso de Irán, religioso) como elemento propagandístico eficaz.

Sabemos quiénes son y cómo se comportan quienes colaboran con dicha tiranía en Asia, pero ¿quiénes son los “guardianes de la revolución irání” en América Latina, que hoy gritan contra Estados Unidos e Israel, pero también lo hacen contra sus gobiernos locales y piden derrocamientos en cadena?

Ayer, mientras escribía estas líneas, el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, ofrecía su respaldo a Irán bajo el pretexto -de origen leninista- de la “libre determinación de los pueblos”. El intelectual de izquierdas argentino Atilio Borón, tan recorrido él en política y tan víctima en su momento de represiones, afirma que todo es un complot de la CIA. La cuenta de Twitter de Patria Roja reproduce el mismo comentario mostrando su apoyo tácito.

Durante el kirchnerismo, apoyar a Irán era sinónimo de ser progresista. Hoy, a pesar de Cristina Fernández a punto de pisar la prisión por su vinculación con la satrapía persa, el relato parece haberse reforzado: el estado irání es revolucionario y el deber de los “marginados” y “oprimidos” del mundo es defender cerradamente cualquier brote de “libertad” que aparezca aquí o allá.

¿Y qué es la teocracia iraní realmente? Una reedición brutal de cualquier negación de la modernidad, de la individualidad, de la razón y la política en suma. Bravo por nuestros “jóvenes persas”.


Escrito por: José Luna Muñoz
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Luna Muñoz

José Luna Muñoz

Editor Principal del Diario El Tiempo.