Únete al canal de WhatsApp de El Tiempo

Por una cuestión de salud pública, la vacunación sí puede tomarse como obligación
noviembre 16, 2021
Autor: Victor Palacios

Compartir:

  • Expertos afirman que las restricciones para los no vacunados sí son válidas y el Estado puede tomar la decisión de regular este aspecto.
  • Diresa movilizará brigadas casa por casa para cerrar brechas de vacunación. La meta es aplicar cerca de 185 mil vacunas en doce días.

A partir del próximo miércoles 15 de diciembre, las empresas con más de 10 trabajadores solo podrán operar de modo presencial si todo el personal acredita sus dos dosis de la vacuna contra la COVID-19.

Además, los mayores de 18 años que deseen ingresar a espacios cerrados tienen que presentar su carné físico o virtual. En cuanto al transporte público, el Gobierno ha ordenado lo mismo para los choferes y cobradores, así como para los conductores que brindan servicios de delivery.

Por otro lado, desde ayer los pasajeros del servicio de transporte interprovincial terrestre que tengan más de 45 años solo pueden abordar los buses si están inmunizados. Ante toda estas restricciones para los no vacunados, surge la pregunta: ¿el Estado puede obligar a los ciudadanos a vacunarse?

Para el abogado laboralista Samuel Ávalos, no constituye un exceso el que las empresas deban exigir a sus trabajadores un certificado de vacunación, puesto que es una cuestión de salud pública en un contexto de pandemia.

“Si nos atenemos a la salud pública, hay obligación de vacunarse porque el no hacerlo es poner a los otros en riesgo. El Gobierno tiene razón en darle este carácter obligatorio y, si un trabajador se negara a vacunarse, podría ser motivo de sanción o incluso una causal de despido porque se trata de cuidar la salud de sus compañeros y la estabilidad de la empresa”, declaró.

Aunque, recordó que “hecha la ley, hecha la trampa” y estas nuevas restricciones podrían traer consigo la falsificación de certificados, para lo cual el Estado deberá estipular medidas claras de verificación y de sanción para los infractores.

Por su parte, el penalista de la Universidad de Piura (UDEP), Ronald Vílchez, aclaró que no es delito el negarse a la inmunización, mientras que sí lo sería el saberse contagiado y no cumplir con el aislamiento. Tampoco se consideran inadecuadas las nuevas restricciones, que obligarían a la vacunación, dado que no se está usando la violencia ni amenazas, ni constituye un caso de discriminación.

“En otros países la discusión no se ha basado en la responsabilidad penal, sino hasta dónde el Estado puede permitir la autonomía para no vacunarte. Se puede llevar al derecho administrativo: por ejemplo, puedes conducir, sí, pero necesitas un licencia, tienes que usar el cinturón de seguridad y otros requisitos. Allí, el Estado puede regular, puede decir que no uses el transporte público en determinados casos, eso ya existe”, explicó.

Medidas necesarias

El Colegio Médico del Perú saludó las nuevas medidas y manifestó que sí son necesarias, puesto que motivará a los ciudadanos a inmunizarse y prevendrá los contagios en este contexto de inicio de la tercera ola. Además, esto también ayudará a frenar la propagación del coronavirus durante las fiestas de fin de año.

“Aún hay personas renuentes o que creen que con una dosis es suficiente. Recordemos que están aplicando segunda dosis para los rezagados y aquí no pasa que la vacunación deba reiniciarse porque solo se está tratando de completar indicadores. Solo tomemos en cuenta que la vacuna puede llegar al 90% de eficacia cuando la segunda dosis se pone a las tres o cuatro semanas de la primera. Habrá que evaluar si se necesitará una cuarta dosis”, apuntó el secretario de este gremio en Piura, Christian Requena.

Respecto a la tercera ola, el especialista en salud pública, Julio Barrena, destacó que en la región el promedio de casos por día han aumentado: en setiembre hubo 32 casos diarios y dos fallecidos; en octubre 26 casos y dos muertes; y hasta el 13 de noviembre, 38 casos diarios y dos muertes por día.

Casa por casa

La Dirección Regional de Salud (Diresa) empezará mañana con la estrategia “Vamos a tu encuentro”, con la que 200 brigadas de salud acudirán casa por casa para vacunar con primeras y segundas dosis a quienes lo requieran. Así podrán acortarse las brechas.

Aunque la labor se iniciará en Castilla, el director de Intervención Sanitaria, Raúl Amaya, informó que la meta para los 12 días que durará la campaña es de 185 mil vacunas aplicadas en toda la región, ya que la estrategia se replicará en las subregiones Luciano Castillo Colonna y Morropón-Huancabamba.

Cabe indicar que a nivel regional las provincias con mayores brechas de vacunación son Piura, Sullana y Morropón. En Piura, se prevé aplicar aproximadamente 68 mil dosis.

Datos

  • Para que un ciudadano labore de manera presencial en las empresas de más de 10 trabajadores deberá tener completa sus dos dosis de vacunación. Si se niega, no podrá hacerlo ni percibir remuneración. Con ello, en su caso podría operar una suspensión perfecta de labores.
Más populares
[imagen_perfil_autor]
Victor Palacios
Editor web de El Tiempo y La Hora. Periodista y fundador del equipo digital del diario El Tiempo. Comunicador con experiencia en Marketing Digital, Data Analyst, SEO, Web Design, Email Marketing e Ecommerce.
[linkedin_autor]