Preocupación por lento avance en la reparación de las defensas ribereñas

A 33 días para acabar el año, no hay trabajos de colocación de tablestacas ni reposición de losas destruidas por erosión del río.

Preocupación por lento avance en la reparación de las defensas ribereñas
A 33 días para acabar el año, no hay trabajos de colocación de tablestacas ni reposición de losas destruidas por erosión del río.
Tiempo de lectura: 3 minuto(s) aprox.

La reparación de las defensas ribereñas que colapsaron este verano avanza a un ritmo muy lento, lo cual ha generado preocupación.

En una visita a la zona de la margen izquierda del tramo 1 (a un costado de la UNP), El Tiempo observó que la empresa Pronte sigue en labores de movimiento de tierras frente a los más de 80 metros de losa caída.

PUEDES LEER ► Chutuque no ayudaría a bajar el nivel de agua en el río Piura

No apreció ningún trabajo de grúas para el hincado de tablestacas, que son las columnas de concreto y acero que soportarán las losas de concreto en el dique.

Como se informó, este tramo (ubicado entre la presa Ejidos y el puente Cáceres) colapsó el pasado 03 de mayo debido a filtración de agua por debajo de la tablestaca, la cual no llegó a colocarse en el estrato más duro (zapayal).

Pronte inició trabajos el 20 de octubre con la preparación del camino para el ingreso de la maquinaria desde la presa Los Ejidos.

Sobre el tema, el decano del Colegio de Ingenieros, Hermer Alzamora, aseveró que es necesario el ingreso de más equipos para acelerar la reparación.

“Creo que la defensa cerca al colegio Don Bosco sí se termina, pero lo que me preocupa es el otro (del tramo 1) porque es una sección bastante grande. Además, tampoco se ha identificado la razón del porque colapsaron y si eso no se ha corregido, pues lo mismo va a volver a pasar”, sostuvo.

Diagnóstico de las defensas ribereñas

Sobre el tema, el Gobierno Regional ofreció la contratación de un diagnóstico sobre el estado de las defensas entre Los Ejidos y aguas abajo del puente Bolognesi.

El proceso se convocó en setiembre, pero se declaró desierto. El 10 de noviembre se hizo una segunda convocatoria y se estima que la buena se entregue el 4 de diciembre.

De otro lado, el ingeniero Mario Montero consideró que en un mes es poco probable que se logren instalar las tablestacas en las defensas caídas.

“Por lo que veo en las fotos, están habilitando terreno para poder ingresar. Para colocar la tablestaca tiene que haber una [grúa] martillo, luego se hace el relleno del dique, poner la geomembrana y de ahí hacer el vaciado del concreto. Eso es un trabajo que no creo que lo hagan en una o tres semanas. [...] No creo que lo hagan en un mes [a menos que trabajen las 24 horas]. Lo más tedioso son las tablestacas”, informó.

Sostiene que se debe retirar lo que sirve como la losa que colapsó y volver a hacer trabajos de compactación para conformar el dique.

De otro lado, Montero sostuvo que una salida de emergencia podría colocar roca suelta a cierta profundidad o gaviones de roca para que el agua no erosione más.

“Podría hacerse una base que reemplace a las tablestacas, levantar un muro y de ahí hacer el relleno. Todo tiene que estar anclado porque sino el agua empieza a erosionar en ese punto”, sostuvo.

A su turno, el alcalde de Castilla, Walther Guerrero, dijo que pedirá informes sobre el avance de obra.

VIDEO RECOMENDADO:

Síguenos:

Más en Local