Dos meses después, la Policía no captura a prófugos del GORE
septiembre 7, 2023
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Abogado cuestiona la falta de logística de la Policía para dar con paradero de tres piezas claves en el caso Máncora.

Tres personajes clave para desentrañar el escándalo de las cartas fianza falsas del centro de salud de Máncora, siguen en calidad de prófugos a poco de cumplirse dos meses del primer allanamiento de la fiscalía.

Se trata del exgerente de Infraestructura, Carlos Palacios Meza y del exdirector general de Construcción, José Tafur Guivin quienes desde el 17 de mayo están en calidad de no habidos.

A ellos se suma un tercer personaje llamado Edgar Wilfredo Baca Palacios, no habido desde el segundo allanamiento de la fiscalía del pasado 16 de junio. En su caso, se le acusa de ser un intermediario.

Para el abogado José Alvarado Rojas, los problemas de logística de la Policía impiden la captura de los prófugos de la justicia.

Para el letrado también es responsabilidad del Ministerio Público por no solicitar a tiempo las detenciones cuando apenas se reveló el escándalo.

“La demora de la Fiscalía le dio oportunidad a estas personas para fugarse y eludir a la justicia. Ahora es un trabajo de la Policía, pero sabemos de las deficiencias que existen en la logística policial. No hay patrulleros, ni un buen plan de operaciones”, comentó.

Desde su punto de vista, el testimonio de estos personajes ayudará a conocer si además del exgerente Jesús Torres, habían funcionarios de alto rango interesados en que se pague a la contratista del centro de salud.

¿Quiénes son?

Tanto Palacios como Tafur formaron parte del comité especial de licitaciones que adjudicó la buena pro de Máncora al consorcio Constructor MNDC.

De acuerdo a la investigación fiscal, desde esta etapa se debió descalificar a la empresa por incumplir con los requisitos y entregar currículos falsos de sus profesionales para ganar puntos.

Pese a la falta de respaldo financiero, el comité de Palacios y Tafur siguió adelante y no descalificó al consorcio de empresas.

De otro lado, como gerente de Infraestructura, Palacios aprobó los desembolsos de S/4 millones por adelanto directo y de casi S/8 millones como adelanto de materiales.

El primer desembolso autorizado por Palacios sí se llegó a pagar, mientras que el segundo se detuvo en abril tras hacerse público el escándalo de las cartas fianza falsas.

Incluso en medio de la polémica, Palacios aún le habría dicho a sus funcionarios que el problema se iba a corregir con el reemplazo de documentos.

Son claves

Para el consejero regional José Lecarnaqué, se trata de exfuncionarios que cumplieron un rol relevante en el caso Máncora.

“Son personas claves que van a ayudar a profundizar la investigación. Este es un caso que va a tomar su tiempo y todas las personas involucradas son necesarias para profundizar en las indagaciones, para que se tenga más claro el panorama de los hechos tanto para el Ministerio Público como para el Poder Judicial». 

Datos

  • El presunto intermediario Edgar Baca Palacios comunicaba los avances de los pagos al consorcio Constructor MNDC.
  • Era el nexo entre los funcionarios del GORE y los empresarios.
  • También cumpliría funciones de recoger el dinero pagado por la empresa como presunta coima
  • Según al acuerdo previo, la coima sería del 6% del valor de la obra más S/2 millones de adicionales.
Más populares