Ineficiencia del Gobierno afecta a Petroperú
septiembre 7, 2023
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Exministro. Carlos Herrera Descalzi opina que la estatal petrolera está perdiendo su participación en el mercado debido a su ineficiente manejo.

Tenía 50% del mercado y ahora, menos del 40%.

La falta de liquidez de la petrolera genera problemas para seguir importando combustible y cubrir su cuota del mercado. La salida inmediata, que el gobierno inyecte más dinero hasta que opere la refinería.

– ¿Cómo analiza los problemas de liquidez en Petroperú? Al parecer no puede comprar todo el combustible que se necesita…
Por el tipo de actividades que tiene Petroperú, lo que deduzco es que no debe tener en estos momentos una holgura económica.

– ¿A qué se refiere?
Hay que ver sus gastos. Primero tiene que mantener una organización y planilla costosa. Para hacer eso tiene que tener ingresos. Su principal ingreso era la refinación del combustible, pero ahora Talara está parada. En lugar de eso, está gastando en la refinería. Ahora solo es un importador más [de combustible]. Las empresas que importan combustible ganan mucho dinero, pero su planilla es muchísimo menor.

– ¿Y el oleoducto no es una fuente de ingreso?
El oleoducto nunca fue muy rentable que digamos. Hoy no le representa ingresos y solo genera gastos. Entonces tenemos gastos en el oleoducto y en la refinería, con pocos ingresos. Entonces deben tener apuros económicos. Le han tenido que pedir prestado dinero al Estado; unos US$ 750 millones. El MEF no debe haber estado muy contento de dárselos, pero se los tuvo que pedir por que ya no podía más. Esa situación iba a revertir en el momento en que la refinería empiece a funcionar. Si Talara no comienza a operar, no tiene cómo sacar los márgenes que hoy tiene Repsol. Pero la refinería no tiene cuando operar…

– En abril se dio un inicio de pruebas de arranque. Se hizo una ceremonia con presencia del presidente
[…] No estaba en condiciones de operar. Uno inaugura una cosa que está en condiciones de operar y no una cosa que todavía no se sabe si va a tener problemas o no en el arranque. Eso no fue serio y hasta ahora no puede entrar la refinería. Ya estamos cerca de fin de año y habían dicho que operaría a mediados de octubre. No creo que sea posible y es probable que pase para el 2023. Esto quiere decir que este año no va a poder mejorar su situación [económica] y de repente hoy está operando a pérdida. Si Petroperú no le paga a sus proveedores, le cortan el crédito y esa es la situación crítica que tiene hoy en día.

– ¿Hasta cuándo será sostenible esta situación?
Esto puede ser sostenible hasta cuando la refinería comience a operar, pero no sabe cuando lo hará. Y encima no se sabe cuántas deudas se han contraído.

– ¿Qué es lo que necesita?
Lo que necesita es que alguien le dé dinero. Cuando una empresa tiene problemas: ¿quién le da dinero? Su propietario. Él es quien tiene que endeudarse y si no puede, cierra la empresa. El propietario de Petroperú es el Estado y esto [el dinero] lo tiene que poner el Estado. Eso es algo que no es tan sencillo porque estamos hablando de centenares de millones de dólares o más.

– ¿Cree que haya desabastecimiento de gasolina?
Se van a presentar dos cosas. Petroperú tiene compromisos firmados con clientes y tiene que ver cómo honra esos compromisos. Una forma sería es trasladar esos compromisos a los privados para que ellos se hagan cargo. Eso significa ir perdiendo su participación en el mercado. Perder clientes es un daño grande. Es una situación difícil y crítica y encima ocurre en un momento político complicado[…] Hace dos o tres años, tenía 50% del mercado y ahora, menos del 40%.

– ¿La otra consecuencia?
La pérdida de créditos. Tres años atrás, los bancos hacían cola por darle crédito barato. Ese crédito es lo que le ha permitido ir operando durante todo este tiempo, pero en la primera administración que hubo durante este gobierno, decidieron ir cerrando esos créditos y no sé en qué estarían pensando y agravaron la situación. Entonces las consecuencias son pérdidas económicas, exigencias al Estado y malestar político. […] En una situación de gran inestabilidad, si se produce un racionamiento de combustible, sería un panorama extremadamente difícil.

– ¿Qué pasa cuando pierde más mercado?
Si Petroperú quiere competir con los privados, no tiene ninguna opción. Repsol tiene un margen muy grande entre productos refinados y el crudo que compra. Eso le ha traído enormes cantidades de dinero a las empresas que tienen refinería. Por eso tienen bastante capacidad de reducir sus precios sin que les cueste mucho. Si ganan 50 dólares, podrían bajar su ganancia a 40 [por barril refinado]. Si ellos [los privados] lo hacen, Petroperú se vería obligado a hacerlo en el mercado, pero no tiene cómo porque estaría perdiendo [dinero].

VIDEO RECOMENDADO

 


Síguenos en nuestras redes sociales:

Más populares