Fovipol pagó más de S/ 34 millones a inmobiliarias pero viviendas para policías nunca se concluyeron

En Piura, Fovipol pagó por 680 viviendas para policías que realizaron sus aportes; sin embargo, nunca se entregaron en el plazo acordado.

Fovipol pagó más de S/ 34 millones a inmobiliarias pero viviendas para policías nunca se concluyeron
En Piura, Fovipol pagó por 680 viviendas para policías que realizaron sus aportes; sin embargo, nunca se entregaron en el plazo acordado.
Tiempo de lectura: 2 minuto(s) aprox.

La Contraloría, a través de dos auditorías de cumplimiento ejecutadas por el Órgano de Control Institucional (OCI) de la Policía Nacional del Perú (PNP), evidenció que el Fondo de Vivienda Policial de la Policía Nacional del Perú (Fovipol), favoreció indebidamente con pago de adelantos por S/ 34 708 569 a un contratista y un desarrollador inmobiliario que se adjudicaron dos programas de vivienda en Lambayeque y otros dos en Piura, por un total de casi 1000 viviendas, los cuales no han sido culminados ni entregados a los beneficiarios, quienes son los policías aportantes a dicho fondo.

PUEDES LEER ► Piura: cierran Av. Grau por trabajos en cuenca ciega del Asilo de Ancianos

Proyectos inmobiliarios de Fovipol en Piura

El Informe de la Contraloría, cuyo período de evaluación fue del 5 de febrero de 2019 al 31 de diciembre de 2022, señala que para los proyectos de vivienda “Las Palmeras de San Pablo” en la provincia de Piura y “Oasis de Colán” en la provincia de Paita, ambos en la región Piura, los funcionarios del Fovipol también gestionaros y suscribieron contratos de fideicomiso con Cofide pese a no contar con dicha facultad.

En ambos proyectos debieron ejecutarse 680 viviendas unifamiliares (casas) por un valor de S/ 103 189 006, de los cuales S/ 66 120 000 corresponden al proyecto “Las Palmeras” (456 casas), S/ 34 227 200 al proyecto “Oasis de Colán” (224 casas) y S/ 2 841 806 para la supervisión de obra. En este caso, los funcionarios del Fovipol también llevaron a cabo un proceso de selección de ASPI, sin emplear la normativa de contrataciones del Estado en su modalidad de licitación pública, exigida en las normas de creación del Fovipol.

Sin embargo, la ASPI fue adjudicada a un desarrollador inmobiliario que incumplía los requisitos establecidos en las bases del proceso, ya que presentó documentación inexacta que no acreditó su solvencia económica para la ejecución de proyectos de vivienda en Piura. Pese a ello, el contrato fue suscrito y se estableció un plazo de 18 meses contados desde enero de 2020, para la culminación de las obras. Posteriormente, se modificaron las estipulaciones contractuales para permitir la entrega de S/ 25 086 800 a favor del contratista en calidad de adelanto, sin cumplir con presentar una carta fianza establecida en la normativa y a cambio de eso, establecieron como garantía la constitución de una garantía hipotecaria, lo cual no está considerado en la norma.

Asimismo, la garantía hipotecaria recaería en inmuebles propiedad del mismo desarrollador inmobiliario, y que estaría sobrevalorada conforme a la tasación efectuada por el mismo Fovipol en el año 2021, que arrojo un valor comercial de S/ 3 807 158 monto que difiere sustancialmente de la tasación presentada por el desarrollador inmobiliario para constituir la garantía hipotecaria por un valor de gravamen de S/ 25 600 771, existiendo una diferencia de S/ 21 793 614, lo que indicaría una sobrevaloración, siendo este valor inferior al monto del adelanto.

La auditoría de Contraloría evidenció que pese a haber transcurrido, en exceso, el plazo contractual, hasta el momento de la emisión del informe no se realizó la entrega de las 680 viviendas a los policías aportantes al Fovipol. En ese sentido, se señala que “los hechos expuestos se originaron por el incumplimiento de las funciones y deberes de los funcionarios y servidores del Fovipol, ya que con su actuar de manera directa, parcializada, indebida y contraria a la Ley de creación de los Fondos y su reglamento”, generaron que se contrate un desarrollador inmobiliario que fue beneficiado con un adelanto de S/ 25 086 800, contraviniendo la normativa vigente.

El Informe de Auditoría de Cumplimiento N° 050-2023-2-3792-AC determinó presunta responsabilidad penal y/o administrativa en 13 servidores del Fovipol, de los cuales nueve ya figuran entre los responsables de los hechos irregulares en los proyectos inmobiliarios “La Purísima” y “Carlos Stein” en Lambayeque. En ambos casos, se recomendó al Comandante General de la Policía Nacional del Perú a adoptar acciones para que el órgano competente efectúe el deslinde de las responsabilidades que correspondan, mientras que a la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción se recomendó iniciar las acciones penales contra los involucrados.

VIDEO RECOMENDADO:

Síguenos:

Más en Local