Empresa privada instala planta para salvar vidas en Tambogrande

Empresa privada instala planta para salvar vidas en Tambogrande

Empresa logra comprar planta de oxígeno la cual está en plena instalación y ayudaría a abastecer a la población que lo requiera.

Una empresa privada de la región unió esfuerzos para la adquisición de una planta de oxígeno que será instalada en el distrito de Tambogrande y dotará de este elemento vital en esta crisis sanitaria a los pobladores que lo requieran y así poder salvar vidas en ese distrito.

El grupo empresarial Limones Piuranos S.A.C., consecuente con su política, informó que adquirió una moderna planta generadora de oxígeno medicinal marca Seralt, planta que fue ensamblada en el Perú y cuenta con equipos de tecnología nacional y con algunos componentes importados del extranjero.

La referida planta cuenta con capacidad de producción de 140 metros cúbicos diarios.

Esta planta generadora de oxígeno medicinal fue recientemente adquirida en la ciudad de Lima; en la actualidad se están culminando los trabajos de acondicionamiento para iniciar operaciones, con la finalidad de proveer a la comunidad del distrito de Tambogrande de este importante insumo de alta demanda y, de esta manera, contribuir a enfrentar la situación de emergencia que atraviesa nuestro país y la región Piura, producto de la pandemia mundial”, sostuvo el director de logística y operaciones de este grupo empresarial, Edwin Patterson.

También exhortó a que las empresas privadas se unan para tener en la región más iniciativas como está y poder ayudar en algo a aliviar la falta de oxígeno.

“La empresa privada, como parte de su política de responsabilidad social, debe ayudar a aliviar la falta de oxígeno en la región”, agregó el entrevistado.

Datos

* La Asociación Betania Caminos de Esperanza tendrá a cargo el proceso de canalización de pedidos, selección y clasificación de las personas y familias que necesiten este vital insumo y la disposición de balones de oxígeno.

* El oxígeno será gratis para las personas de escasos recursos.

Por. Redacción El Tiempo

COMPARTIR     Twittear Compartir