Las cifras son de espanto

Las cifras son de espanto

Por más marchas que realicen en las calles, por muchas voces que se alcen en campañas, por más denuncias que se presenten en el Poder Judicial, la violencia familiar, sexual y de género, en lo que va del año, no han disminuido. Por el contrario, han subido a cifras de espanto para la mujer.

Solo en lo que va del año, entre enero y julio, se han registrado 72 feminicidios, un 3% más que el mismo periodo del 2016; además de 144 tentativas de asesinato contra mujeres registradas oficialmente. Y si esto no fuera poco, hay 48 mil 489 casos de violencia familiar y sexual; es decir, 28% más que el año pasado; 79,6% de los casos de violencia han sido cometidos por parejas o exparejas de la víctima. Igualmente, el 74% de los reportes de violencia según los Centros de Emergencia Mujer (CEM) son menores de edad.

¿Machismo exacerbado, cuestión cultural arraigada, o una sociedad enferma y violenta cuya catarsis lo logra humillando, abusando y golpeando al más débil? Las cifras asustan porque en vez de disminuir se han incrementando a pesar de todas las campañas que se realizan en el país. Un tema que merece más que reflexión, de acción.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.