La viveza de unos es el drama de todos

La viveza de unos es el drama de todos

Las empresas peruanas privadas han caído en el ránking mundial de conducta ética; es decir, hay poca credibilidad internacional hacia nuestros empresarios. Proética hace poco publicó también un estudio en el cual la PNP, el Congreso y el Poder Judicial eran las instituciones más corruptibles.

Estos dos hechos nos da una visión de cómo en el Perú la corrupción, la viveza criolla, el compadrazgo, como se le quiera llamar, ha infestando y debilitado la institucionalidad. Y eso se refleja en las acciones de los ciudadanos más humildes hasta en los sectores de alto nivel socioeconómico. Un ejemplo de ello está precisamente en dos importantes capturas en Piura el último fin de semana.

Una de ellas fue la banda denominada “Los Ilegales” que falsificaban documentos para liberar a detenidos, y la otra el pago de hasta 25 mil soles para ingresar a la escuela de Policías en La Unión. Sin descartar otros casos más como es el tema Viviana y la descolmatación del río Piura.

Es decir, la “criollada” de muchos dejó de ser hace tiempo una “travesura” para convertirse en un delito con graves consecuencias para nuestra sociedad. Algo que debemos parar pronto.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.