La solución no está en el palo y las rejas

La solución no está en el palo y las rejas

Las calles aledañas al Complejo de Mercados siguen siendo una bomba de tiempo por los enfrentamientos, insultos y agresiones físicas que se suscitan en los últimos días.

Y es que los comerciantes ambulantes no cejan en su intento por volver a ocupar pistas y veredas, y siguen empecinados en invadir otras vías a pesar de los operativos de decomiso.

¿Se mantendrán enrejados los mercados por tiempo indefinido? ¿Resistirán los vigilantes y fiscalizadores las arremetidas? Por lo pronto los informales han ocupado avenidas aledañas; es decir, no han desaparecido del panorama y no lo harán porque este tipo de actividad es el medio de subsistencia que les permite satisfacer necesidades básicas, ya que no encuentran un empleo en la economía formal.

Viéndolo de este modo, se requiere algo más que el palo y las rejas para acabar con el ambulante. Se necesita que la economía crezca y genere empleos, pero ocurre que aquí en Piura, con más de 2 mil millones de soles por invertir este año en la reconstrucción, a la fecha la inversión pública no avanza y el empleo sigue siendo un lujo al que acceden solo quienes tienen afiliación política.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.