La intención oculta

La intención oculta

Viendo la serie “Luis Miguel”, el protagonista enfrenta emociones encontradas entre el rencor hacia su padre Luisito Rey y su reconocimiento por llevarlo a la fama: su excelente voz y su férrea disciplina, cultivadas por su progenitor, quien le trasmitió sus enseñanzas y experiencias así como una cultura basada en el esfuerzo indesmayable. La oculta intención de Luisito Rey queda evidenciada en la vida ostentosa y desenfrenada que lleva gracias a explotar el talento de su hijo, usando su capacidad de despiadado negociador y empresario.

Hay obras de bien social vistas con simpatía por parte de los ciudadanos comunes, pero que tras de sí ocultan la intención de obtener reconocimientos y hasta hacerse popular y son solo formas de obtener créditos fiscales y pagar menos impuestos, algo muy distinto a hacer caridad. Incluso pueden ser una forma de lavado de activos; conocemos varios casos puestos en evidencia por la prensa.

Caso similar son los escuadrones de la muerte formados por malos policías que, aprovechando la alarma e inseguridad ciudadana causadas por la proliferación de la delincuencia, obtienen réditos políticos, aceptación y reconocimiento al crear en la ciudadanía una falaz seguridad.

Estas retorcidas maneras de actuar se describen mejor con la conocida expresión “no dan puntada sin hilo”, perniciosa actitud propia de poderosos personajes de la historia y política, puesta en evidencia en casos como los famosos sicosociales donde – con el apoyo de la “prensa amarilla” – se consiguió inculcar en los inadvertidos ciudadanos ideas torcidas basadas en falacias, obviedades y lugares comunes. Todo esto, con el deleznable afán de obtener aprobación y así poner en marcha acciones radicales, generando la aceptación de medios proscritos donde el fin pretende justificar los medios.

El caldo de cultivo es la falta de sólida formación cívica por parte de un amplio sector de la población, quienes como todo contacto con la realidad leen faranduleros y sensacionalistas diarios “chicha” y que, cada vez es más evidente, no tienen ningún espíritu crítico.
“Las mentiras revelan las intenciones” (Alex Mero).


Escrito por: Joaquín Schwalb Helguero
COMPARTIR     Twittear Compartir

Joaquín Schwalb Helguero

Joaquín Schwalb Helguero

Colaborador de El Tiempo.