La gran amenaza del deterioro moral

La gran amenaza del deterioro moral

Es evidente que el Perú atraviesa hoy por un momento difícil y de deterioro moral por diversas causas y en distintos planos. Es un momento en el que las más importantes instituciones de la República son materia de serios cuestionamientos al punto de remecer las estructuras del sistema democrático que nos rige. Jamás antes como ahora se ha visto a gobernantes y altos funcionarios del Estado mezclados en actos de corrupción y hechos ilícitos de toda índole. Esta situación que atravesamos pone en jaque a los poderes del Estado y a los ciudadanos que por la vía electoral asumieron responsabilidades para gobernar las regiones, administrar las ciudades y los pueblos así como defender la vida y el patrimonio de los ciudadanos.

El destape de los escandalosos negociados perpetrados por importantes personajes de la política nacional con las empresas brasileñas que ejecutaron obras públicas, en diversos puntos del territorio nacional, ha tenido el impacto de un sismo en las viejas estructuras del sistema político del país. Las informaciones periodísticas que llegan a la ciudadanía sobre estos luctuosos hechos no solo causan estupor y rechazo, sino que deterioran la moral pública que es tan necesaria para la vida de una nación.

En un país como el nuestro, con elevados índices de pobreza, donde escasean los alimentos y las medicinas, y los damnificados por los grandes desastres naturales y los marginados no encuentran apoyo del Estado, en la medida que lo requieren, es clamoroso comprobar cómo existen funcionarios estatales que se han enriquecido con dineros públicos.

Los millones de dólares y de soles percibidos por esta gente a través de coimas y otros medios repudiables son una afrenta a esos pobres que padecen hambre y desolación en los cinturones de miseria que rodean a las ciudades.

Pero por sobre esto está la pérdida de la fe y la confianza en los gobernantes y en los políticos. Así las nuevas generaciones no tendrán en que creer ni en quien confiar. Ese es el más dramático daño que la corrupción le está haciendo al Perú.


Escrito por: Manuel Antonio Rosas C.
COMPARTIR     Twittear Compartir

Manuel Antonio Rosas C.

Manuel Antonio Rosas C.

Abogado y especialista de temas culturales. Es presidente del patronato de cultura de Piura.