La Fiscalía está obligada a intervenir en la fumigación y abatización contra dengue

La Fiscalía está obligada a intervenir en la fumigación  y abatización contra dengue

a14

Gustavo Guarnizo Yangua

Se ha dicho que para vencer al dengue la participación debe ser multisectorial. Es un discurso que se repite todos los años, no siempre con los resultados esperados, pero siempre es urgente.

El Ministerio Público, justamente, es uno de los convocados ante la renuencia de decenas de vecinos a la fumigación y abatización en sus viviendas que se concentran en las zonas de emergencia. No obstante, la Fiscalía aún no interviene.

Según informaron los funcionarios encargados del control vectorial, tanto de la Diresa como de la Red de Morropón, hasta el momento no ha habido acompañamiento fiscal en las jornadas. Aníbal Calle, director de la Red de Morropón, señaló: “Le hemos hecho tantos requerimientos, pero no participan. [Nos dicen que] se ven limitados en sus funciones”. En la Dirección de Salud Ambiental (DESA) se informó que “nunca han intervenido a pesar de que lo solicitan formalmente”. La justificación es que “abrir puertas es decisión de los jueces”.

“Alguien tiene que ayudarnos a abrirlas porque esto es incontenible. Ya vino la chinkungunya y estamos desprotegidos por la renuencia”, dijeron.

DEJAR CONSTANCIA

Para disipar las dudas, el expresidente de la Junta de Fiscales de Piura, Aurelio Saavedra, remarcó que “la Fiscalía que debe actuar es la de Prevención del Delito, pues si alguien se opone a que fumiguen, pone en riesgo la salud pública”, lo cual está penado. Detalló que el delito está tipificado en los artículos 125, 126, 127, 128, y 128 del Código Penal, y las penas pueden ser desde uno a ocho años de prisión, si hay muerte.

Reconoció que la Fiscalía no puede abrir puertas, pero puede dejar constancia de que en tal barrio y en tal casa, el propietario impidió el control. “Se sienta un acta y esto vale porque el fiscal es como un notario”.

El acta servirá para que en un futuro, si en dicho barrio ocurre una muerte por dengue, el fiscal penal pueda iniciar una acción legal contra los renuentes. “El acta es una prueba preconstituida”.

CATACAOS

Mientras tanto, siguen las dudas en torno al caso del paciente con chikungunya que habría sido detectado en Catacaos, aunque el virus lo adquirió en Ecuador, donde estuvo recientemente. La población del asentamiento humano Elías Arboleda, donde vive el enfermo, no han dado razón de su paradero y afirman que recién están tomando cuidados.

COMPARTIR     Twittear Compartir