La educación escolar básica en Piura está en retroceso

La educación escolar básica en Piura está en retroceso

La educación en la región va de mal a peor. A las escandalosas sospechas de corrupción en los procesos CAS y en las UGEL, se han sumado las deficiencias detectadas por la Contraloría de la República en la infraestructura, falta de personal docente y administrativo, así como carencias en un Plan Lector actualizado y proyecto curricular en las instituciones educativas, lo cual estaría poniendo en riesgo la enseñanza y aprendizaje de los alumnos en Piura.

Deficiencias

De acuerdo al informe del Órgano de Control, se identificó que de las 74 escuelas visitadas, el 70% no contaba con un Plan Lector actualizado o aprobado; tampoco presentaba el Proyecto Curricular de la Institución Educativa (PCI).

Asimismo, se constató que las ventanas (83%), puertas (72%), techos (66%), paredes (60%) y pisos (60%) de las aulas están en mal estado. A esto se le atribuye, el déficit de personal docente, administrativo y profesionales en Psicología; y la falta de libros y materiales educativos para los estudiantes.

Por otra parte, señala que el 28% de colegios no contaba con protección solar en las losas deportivas; mientras que en 17 instituciones no habían rampas de acceso para personas discapacitadas.

Se invierte poco

Ante ello, el exdirector de Educación, José Luis Calle, manifestó que, lamentablemente, en la región poco se invierte en la enseñanza por alumno, a comparación de otras regiones, como Moquegua y Huancavelica.

Por ejemplo, se invierte en docentes un aproximado de 700 millones de soles. Esto equivale a una inversión por cada alumno de S/1.700, monto que considera insuficiente para los logros de aprendizaje. En la región hay 424 mil estudiantes.

“Ese prepuesto lo asigna el Gobierno Central, a través del Ministerio de Educación y el Ministerio de Economía y Finanzas. Es poco, si comparamos la inversión que se hace en Huancavelica por más de S/3.500 en gasto de maestro por cada alumno”, explicó Calle.

Asimismo, dijo que las plazas asignadas no cubren la necesidad de más de cinco mil escuelas, más aún cuando se trata de instituciones que se ubican en la serranía piurana, como Ayabaca, Huancabamba y Morropón.

“Los docentes no quieren plazas en la serranía debido a la lejanía, es por ello que en su mayoría son ocupadas por docentes que no tienen experiencia en las asignaturas o, en todo caso, se contrata a docentes de multigrado. A esto se le suma la poca cantidad de plazas que son lanzadas a concurso”, enfatizó el exfuncionario.

Falta acompañamiento

Por su lado, el dirigente de docentes, Miguel Puescas, refirió que el problema de las UGEL y la DREP radica en el déficit de especialistas para el acompañamiento educativo, pues asegura que lo único que saben hacer es ir a las escuelas a registrar si va o no el docente, más evalúa la metodología de enseñanza para los alumnos.

Además, lamentó que los logros de aprendizaje no hayan avanzado, a consecuencia de que los docentes poco son capacitados y a que algunas asignaturas fueron retiradas del plan curricular.

 

Por: Diana Sandoval Cubas
COMPARTIR     Twittear Compartir