La diabetes avanza en forma silenciosa

Hay males que afectan a las personas y que no presentan síntomas. Van minando el organismo y cuando se manifiestan es demasiado tarde. Uno de ello es la diabetes.

Piura ocupa el tercer lugar, a nivel nacional, en la incidencia de este mal. Se estima que 148 mil son los pacientes diagnosticados y por cada uno de ellos hay otro que no sabe que tiene la enfermedad, pero que la va a desarrollar en cualquier momento de su vida.

La diabetes es una enfermedad crónica para la cual no hay cura. Solo el tratamiento y el adecuado control pueden darle al paciente calidad de vida y evitar complicaciones futuras que terminan con personas postradas o dializadas. Los males que puede desencadenar este enfermedad son la ceguera, infartos, daños renales, derrames cerebrales, amputaciones de miembros por heridas que no sanan y se complican. Muchos enfermos terminan en sillas de ruedas  porque en un descuido las heridas en los pies se complican a tal punto que no queda más remedio que amputar alguno de los miembros inferiores.

Todo esto daña al paciente y al entorno, por lo cual es importante seguir al pie de la letra todos los consejos médicos.

Igualmente, las personas de riesgo, aquellas que tienen parientes con esta enfermedad deben de hacerse chequeos anuales para iniciar los tratamientos lo antes posible.

Como todos los males crónicos la mejor forma de lidiar con la diabetes es la prevención y el tratamiento. Dieta saludable, diagnóstico temprano y ejercicio físico.  Ignorar el mal o, simplemente, no seguir la dieta no contribuye en nada. Pensar que porque no hay señales importantes de la presencia de la diabetes en una persona esta no existe, es un error. Cuando las enfermedades se ignoran estas avanzan y se complican.

COMPARTIR     Twittear Compartir